Dom. Jun 4th, 2023
red blue and yellow textile

Cuando apareció, allá por 2006, Twitter solía ser identificado como un “microblog”. Era una clasificación con algo de sentido, ya que las publicaciones cortas y con enlaces eran muy tradicionales en ese momento, y obviamente Twitter estaba en ese nicho. Si bien al principio la plataforma no hacía sencillo publicar enlaces -en 140 caracteres sumar uno te restaba mucho espacio- la generalización del uso de los acortadores de URLs hizo muy sencillo este punto.

Hay que tener en cuenta algo básico: la base de la herramienta de publicación blog siempre fue el enlace. Las primeras plataformas, como Metablog, tenían dos campos: una para el enlace, otra para el comentario. Recién después Blogger elimina esta división, y deja el campo libre a otros modelos, como los textos largos sin referencias a terceros.

Twitter

En los últimos meses Twitter ha hecho varios cambios, y uno de ellos es introducir la aparición de textos largos, que en principio podrán llegar hasta los 10 mil caracteres. En la actualidad el máximo es 4000 para quienes pagan Twitter Blue, y 280 para el resto. No cuesta pensar que Twitter está buscando convertirse en una herramienta de publicación de blogs, con textos extensos y algunas posibilidades de formatear textos -que aún no se lanzaron, pero que saldrán en no mucho tiempo.

El problema: Twitter no quiere blogs. Solo quiere textos largos dentro de su plataforma como una manera de contar con más contenido. Hace poco se hizo público el algoritmo que Twitter usa para clasificar las publicaciones, y configurar su alcance. Y no sorprende encontrar que los enlaces en los tweets perjudican su impacto, ya que son tratados casi de manera general como spam.

https://twitter.com/aakashg0/status/1641976906982498310?s=20

Si quieren tener más alcance en Twitter, hay que publicar contenidos que no te lleven fuera de la plataforma; que incluyan fotos y videos; que tengan muchos likes antes que retweets o comentarios; y esperar que el resto de la comunidad no nos silencie, bloquee o deje de seguirnos. Es una combinación entre quienes te siguen, el engagement de tus publicaciones y el comportamiento de la audiencia.

La penalización de los enlaces pone a Twitter bastante lejos del camino de los blogs, que nacieron como una herramienta de publicación de textos con fuerte énfasis en el enlace. Es el comportamiento esperado, de todas maneras, de las plataformas de publicación en Internet: buscar desalentar el enlace a terceros sitios, lo que podría llevar a dejar el sitio. Facebook hace esto hace mucho tiempo; Instagram no deja enlazar en sus publicaciones -sólo en el perfil y en las Historias-; y eso son sólo dos ejemplos.

Twitter hace mucho que ya no es una plataforma de difusión de contenidos fuera de su plataforma. La publicación de los algoritmos usados en la plataforma confirman esto. La penalización de los enlaces, algo usual en los medios sociales, es todo lo contrario a la idea original de los blogs como herramientas de publicación, difusión y conversación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mastodon