Viajes y restricciones: China no da señales de levantar limitaciones al viaje

Las restricciones al viaje internacional desde China se extienden, sin señales de que vayan a levantarse en el corto plazo.

Ya hemos hablado en el blog sobre las actuales restricciones al viaje internacional en China. Es un tema clave en la actual recuperación del turismo global, ya que e 2019 los turistas chinos representaban el 17% del gasto mundial en viajes. Hasta ahora la interpretación más habitual es que si bien China había extendido las restricciones mucho más allá que otros países, las terminaría aliviando a medida que la pandemia de Covid-19 comenzara a tener mejores números.

Pero en las últimas semanas las restricciones al viaje internacional en China se han intensificado. Y aquí hay que hacer un paréntesis. Hay muchos rumores en las redes sociales sobre estas medidas. Es cierto que el gobierno chino y su control sobre medios no ayuda mucho a encontrar información de primera mano. Así que lo que tenemos es una combinación de rumores y algunas publicaciones (ya borradas) en las redes.

Por ejemplo es bastante fácil encontrar publicaciones en Twitter sobre un buen número de viajeros que vieron denegados los viajes por «no esenciales», y sus pasaportes revocados. En algunos casos directamente en el aeropuerto al regreso de un viaje. La medida sobre las restricciones a los «viajes innecesarios» está relacionada con la política sanitaria con respecto al Covid-19, pero no son pocos los que entienden que las limitaciones se van a extender por razones políticas. Cuáles son esas razones es lo que entra dentro del rumor o directamente se va al terreno del rumor.

Otro dato: China ya canceló varios eventos deportivos que se iban a desarrollar a mediados de 2023. No es un dato muy alentador.

Las medidas más bien parece apuntar al largo plazo. Entre las razones estaría la intención de limitar el gasto en divisas, la migración de la fuerza laboral más calificada y limitar el contacto de los ciudadanos chinos con otros países. Si se tiene en cuenta que 154 millones de viajeros salieron de China en 2019, las medidas aparecen como realmente muy drásticas. Los ciudadanos más jóvenes de China no experimentaron, como generaciones anteriores, restricciones para salir del país, y no a ser simple para ellos aceptar esta nueva realidad.

De concretarse una restricción a largo del viaje internacional desde China las consecuencias para el mercado global de viajes serían enormes. Casi el 20% del turismo internacional simplemente se evaporaría. Se trata además de los viajeros que más gastaban per cápita, con más de 1800 dólares promedio por viaje. En algunos destinos como París y Milán estaban entre los principales compradores de bienes de lujo.

Más sobre el tema en Bloomberg y Skift (en inglés en ambos casos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.