Algunos años atrás varias grandes tecnológicas se habían enfocado en el mercado de viajes y lanzaron distintos productos orientados a generar más ingresos. Fueron los casos de Amazon, Facebook y Apple, por ejemplo. Pero ninguna fue muy lejos, salvo Google. Gracias al éxito de Maps, Google si logró generar una base muy importante de ingresos, y crear capas de información orientadas a vuelos y hoteles, por ejemplo.

person holding smartphone
Photo by freestocks.org on Pexels.com

Pero ahora Uber anuncia que en Gran Bretaña comenzará a explorar una integración de sus servicios de alquiler de autos con una oferta extendida de trenes, vuelos y hoteles. La idea es cubrir todo el mercado de viajes, dentro del cual Uber puede integrarse con los viajes urbanos.

En la nota de PhocusWire aparece un dato muy interesante: el 15% de los ingresos de Uber se originaron en los viajes desde y hacia los aeropuertos. Un número realmente muy importante, y que da mucho sentido a la idea de la compañía de comenzar a agregar vuelos y otros productos turísticos.

Uber sumará esos servicios vía partners, que aun no fueron revelados, y no de manera directa. Además se espera que lance APIs para que terceros se puedan integrar a la plataforma.

El 1 de marzo Uber había sumado nuevos servicios en la aplicación para 15 ciudades de Estados Unidos y México, como reservaciones en restaurantes y comprar tickets para shows en vivo. La sección, llamada «Explore», se integra desde ya con la parte de viajes.

De manera separada Uber está testeando la posibilidad de convertirse en una «super app», que brinde todo tipo de servicios que puedan integrarse en un punto con el alquiler de coches. Desde vuelos hasta reservaciones en restaurantes. Un competidor para aplicaciones como TripAdvisor y Google Maps, y una movida bastante ambiciosa para Uber. En particular luego de que la empresa se concentró en su principal núcleo de operaciones, los autos de alquiler, y abandonara sus iniciativas de coches autónomas, aero taxis – helicópteros y demás experimentos.

Por ahora no hay muchas precisiones acerca de si las pruebas de Uber en Gran Bretaña, Estados Unidos y México puedan extenderse próximamente a otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.