IGTV

Hace una eternidad en el tiempo de Internet Instagram lanzó IGTV, su primera plataforma de video. Era su primera incursión en videos más largos, y básicamente aparecía como una alternativa a YouTube, pero orientada a los videos verticales para celulares. En una decisión que hoy queda muy claro fue un error, IGTV no se integró a la superpoblada interfaz de Instagram. Fue lanzada como aplicación aparte. Y no funcionó. E Instagram anunció que dejará de soportar a IGTV, y que la aplicación pronto será eliminada. Así que, como dijimos allá por agosto de 2018, finalmente fue el primer gran fracaso de Instagram.

Por supuesto que esta decisión, que ya se veía venir hace rato, es en buena parte consecuencia de que Instagram ha decidido apostar por otro formato: los Reels, videos verticales cortos que se han hecho muy populares gracias a TikTok. De hecho hace algunos días Facebook también los sumó a sus opciones de publicación.

El abandono de IGTV marca además que estamos frente a otra competencia. Ya no es más YouTube, que ha quedado con el mercado de videos largos y orientados sobre todo a la TV -ok, tiene Shorts para celulares y como alternativa a TikTok, pero no es la sección más popular de la plataforma. El gran competidor ahora es TikTok, que hasta ahora ha sorteado sin mayores problemas todos los esfuerzos de Facebook.

Algunos años atrás clonar el formato Historias de Snapchat fue un enorme suceso. Snapchat se estancó e Instagram se quedó con la mayor parte del mercado. Pero con TikTok la misma estrategia fracasó. Los Reels de Instagram no han detenido a la red social china, que el año pasado fue la aplicación más bajada en todo el mundo.

Y como clonar no funcionó, Facebook ha decidido comenzar a apostar más dinero en la creación de contenidos. Ha ofrecido distintos tipos de incentivos monetarios a creadores de contenidos para producir videos que alcanzaran determinadas cifras de audiencia, y están expandiendo las opciones de publicidad. Es una táctica habitual de Facebook. Lo hizo para sus Instant Articles, por ejemplos, un formato de creación de artículos que hoy casi nadie recuerda. Pero una vez que quitan el apoyo promocional el modelo vuelve a ser el mismo de siempre: que Facebook no comparte los ingresos por publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.