Los dos últimos años han sido complicados para todos. A algunos todos los problemas derivados de la pandemia los lleva por el lado del enojo. Y eso se nota en algunas segmentos de la economía. En uno donde se hizo muy visible fue en el mercado aéreo. En el caso de Estados Unidos, el salto en los números fue notable en cuanto a incidentes producidos en aviones. Entre 1995 y 2020 el promedio anual de investigaciones por este tipo de incidentes era de 185 al año. Sólo en 2021 fue de 1081. Un 484% más que el promedio de los 25 años anteriores. En los pocos días que vamos de 2022 ya hay 76 incidentes bajo investigación.

Pero los incidentes bajo investigación son sólo una parte de los hechos denunciados. En total se reportaron 5981 incidentes ligados con vuelos, solo en Estados Unidos. De ellos el 72% estuvieron relacionados con el uso inadecuado de barbijos y tapabocas, un frecuente problema en los vuelos. Muchos de estos incidentes no generan investigaciones posteriores, pero pueden llevar a que pasajeros terminan en las listas de personas no admitidas en próximos vuelos de la compañía.

La industria aérea se toma muy serio cualquier incidente en una aeronave. Una vez que estás en vuelo cualquier incidente serio podría afectar gravemente el desarrollo del viaje. Por ello hay especial cuidado en buscar detectar potenciales problemas antes de despegar.

Los incidentes que se dan dentro de los aviones son variados. Hay agresiones a la tripulación, en particular azafatas; peleas con otros pasajeros, lo que puede incluir golpes; o gritos y amenazas. Como se ve en los números del segundo párrafo, uno de los inconvenientes que se dio mucho en 2021 tuvo que ver el uso de barbijos y tapabocas; un número bastante alto de viajeros se negaba a usarlo en el viaje, o lo dejaba bajo más allá de lo necesario -comer, por ejemplo.

Muchos de estos incidentes terminan en los medios, gracias a que ahora todos llevamos cámaras en nuestros celulares.

Además de las investigaciones, es posible que el aumento en el número de incidentes culmine con nuevas medidas, como el establecimiento de multas muy altas o la creación de un registro unificado de agresores, al menos en Estados Unidos.

Más en CNN (en inglés)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.