Turismo de playas y la crisis de la arena

patterns on dry sand

Hace algunos días encontré este documental breve de la televisión alemana sobre el problema de la falta de arena en varias playas de ese país en el Mar del Norte. Para morigerar ese problema, hacen lo mismo que muchos otros países: extraen arena del fondo del mar y la vuelcan sobre la playa. Tras una buena cantidad de años de llevar a cabo ese proceso, los científicos están comprobando que la velocidad de regeneración de la arena es mucho menor a la que se daba por sentado. La arena se está convirtiendo en un recurso cada vez más codiciado, debido a la demanda de la construcción y también de las mismas localidades costeras, que ven erosionarse sus playas por motivos naturales pero también por decisiones urbanas que han afectado el frente marítimo.

Arena, bien escaso

El documental se concentra luego en el tema de la demanda de arena, sobre todo a partir de la enorme demanda por parte de nuevas construcciones. Uno de los lugares mencionados en Dubai, que en las últimas décadas ha llevado a cabo enormes proyectos de creación de islas artificiales. Por ejemplo, The World, una reproducción del mundo en forma de islas artificiales, y Palm Jumeirah, que recreaba la forma de una palmera.

Estas isla artificiales están construidas a partir de movilizar enormes provisiones de arena sacada del mar -la arena del desierto no es apta para este tipo de construcciones. Como cuenta Burc Kostem, la cantidad usada es 20 veces mayor a la producción anual de los principales sitios de extracción en Estados Unidos.

The World y Palm Jumeirah fueron producto de una expansión muy agresiva de las construcciones en Dubai en los primeros años de este siglo. Pero los proyectos tuvieron problemas importantes al llegar la crisis financiera de 2009. The World quedó a medio terminar y casi deshabitado. Y las islas comenzaron a deshacerse por la erosión, lo que obligaba a mayores gastos de mantenimiento. Palm Jumeirah por su parte comenzó a tener problemas importantes. El agua quedaba estancada y no circulaba bien, lo que provocaba olores y problemas para los residentes. La construcción tenía además una única vía central, que pronto se reveló insuficiente para lidiar con tanto tránsito.

Arena y turismo

Ya sea como parte de las playas o de las construcciones enfocadas en el sector turístico, la arena tiene una enorme importancia para el sector viajes. Pero el exceso de demanda de este recurso va a tener consecuencias importantes a futuro. La necesidad de repoblar las playas para mantener la llegada de turistas y la extracción de arena del fondo del mar tiene consecuencias ecológicas serias. El fondo tiende a reconstituirse con más lodo, lo que afecta a la fauna local. Y obliga a buscar arena cada vez más lejos, en aguas más profundas, lo que implica mayores costos.

El uso de la costo como recurso inmobiliario es parte del problema. La construcción en la línea de la costa en muchos sitios ha impactado negativamente en las playas, que comienzar a sufrir una erosión más valoz.

Lo cierto es la actual demanda de arena aparece como insostenible. A medida que escasee cada vez más y suban los precios, vamos a ver un impacto en el mercado turístico. Al menos en nuevos desarrollos de proyectos y en el repoblado de las playas, una práctica muy habitual en la actualidad pero que se irá haciendo cada vez más complicada en los próximos años.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.