Facebook y la apuesta por el metauniverso

El tema de las relaciones entre realidad virtual y turismo siempre han estado en agenda en este blog. En particular cuando por la crisis de la pandemia se postulaba a la realidad virtual como una alternativa al menos temporaria. Pero el tema seguirá avanzando (o no) en el turismo a medida que las aplicaciones de la realidad virtual se expandan en otros mercados. La apuesta de Facebook por lo que llaman el «metauniverso» -porque metaverso no suena muy bien, cierto. Este universo paralelo implica construir experiencias inmersivas que pueden involucrar diversas tecnologías, como la realidad virtual, la realidad aumentada, etc.

En primer lugar, a muchos les sorprende que Facebook haga una apuesta tan fuerte en un tipo de desarrollo que requiere un éxito masivo de la realidad virtual. El formato lleva años dando vuelta y no logra masificarse. Más allá de los videojuegos y usos especializados, el RV está a años luz de la adopción de los smartphones. Hay muchas razones para ello. Primero, los costos. Segundo, la utilidad -un smartphone es mucho más útil, al menos en la actualidad. Tres, los usos: los visores de realidad virtual exigen una atención completa e inmersiva que te impide hacer otras cosas. Facebook está apostando a usos de la realidad virtual en entornos de trabajo con proyectos como Horizon, pero la propuesta está bastante verde por ahora.

man wearing white virtual reality goggles
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Pero un metauniverso implica el desarrollo de muchas más herramientas, además de las experiencias interactivas de contenido. Un punto clave es la creación de sistemas de pago. Mucho se avanzó en estos años con las criptomonedas para facilitar este punto. El mismo Facebook impulsa su propia divisa, llamada Diem -antes conocida como Libra. La apuesta por el metauniverso explica el interés de FB en su propia stablecoin.

Viajes y el metauniverso

Al menos desde el punto de vista del viaje, en una primera instancia le veo mucha más utilidad al desarrollo de plataformas de realidad aumentada. Éstas, que pueden operar a través del celular o de anteojos especiales, permitirían a los turistas obtener mucha información sobre el entorno que los rodea. Algo francamente muy útil sobre todo en destinos nuevos para nosotros. Facebook va a tener que apurarse en este punto, porque Apple ya está desarrollando sus anteojos de realidad aumentada. Y Google, una vez que se decida, tiene una increíble cantidad de información de ese tipo almacenada en Google Maps.

En el caso de los usos de la realidad virtual en el turismo, hay algunos puntos que ya hace tiempo venimos conversando. Desde el punto de vista del mercado profesional, ya hace tiempo es parte de los programas de entrenamiento de muchas aerolíneas y agencias. Pero por el lado del turismo para el consumidor final lo que vemos sobre todo son propuestas de contenidos que apuestan más por el video 360, económico y fácil de reproducir, antes que por la riqueza exploratoria de la realidad virtual. La visita virtual previa a destinos y lugares puede ser una potente herramienta de venta a futuro, más si los metauniversos integran soluciones sencillas de pago.

En todo caso, la relevancia futura de los metauniversos en el mercado de viajes tendrá que ver con lo que sume, y no tanto con lo que debería reemplazar. Difícilmente alguien prefiera la versión virtual a la real, salvo esté imposibilitado de hacer la segunda. La mayoría optará por experiencias de realidad virtual que permitan darle una mirada previa al destino, explorarlo, recibir más información y resolver cuestiones centrales como formas de pago e interacción con los locales. Claro, para llegar a estas instancias a los metauniversos, como los que propone Facebook, les falta mucho desarrollo.

Un buen video sobre el tema (inglés) es el resumen que hace John Coogan sobre los desafíos de los metauniversos.

Etiquetas:

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.