Usos viajeros y cotidianos del Moto G60s

Moto G60s

El Moto G60s es un teléfono bastante particular: tiene prestaciones de un teléfono de gama alta – media alta por el lado de la batería, memoria y prestaciones, pero para mantener un precio más accesible toma algunos compromisos por el lado del diseño, como su carcasa de plástico. La apuesta es bastante evidente: priorizar funcionalidades y rendimiento antes que el look and feel. Revisemos sus características más interesantes

Hardware y prestaciones

Por el lado del hardware, es un teléfono muy poderoso para su precio: 6GB de memoria, 128GB de almacenamiento y una batería de 5000mAh. La pantalla es de 1080 por 2460 píxeles. Pero como dijimos antes, se trata de un modelo que busca ser bastante más barato que el tope de la línea G, que es el G100. Por eso tiene un chipset Mediatek, que son más económicos que los Snapdragon, pero que de todos modos tiene muy buena performance -al menos en las cosas en que lo usé más, como fotografía y video.

Una de las cosas que más me gustó del G60s es que trae el cargador rápido de 50w, que realmente completa la carga de la bateria en menos tiempo que los modelos anteriores de Motorola. Con 20 minutos de carga pueden llegar a tener la batería a la mitad de la capacidad, así que realmente es muy útil. Apenas lo usen van a querer adoptarlo para todos los teléfonos de la casa.

Por cierto este modelo no soporta el modo escritorio del G100, que permitía conectarlo a la televisión, sumarle dispositivos bluetooth como un teclado y convertirlo en un operador de videconferencias. Esa funcionalidad queda sólo para los modelos gama alta, como el G100 o el Edge 20.

Foto y video

En el caso del G100, destacamos un punto muy interesante para los viajes: la capacidad de filmar video con las la cámaras traseras y delantera al mismo tiempo, lo que nos permite crear un recorrido con dos escenas diferentes. El G60s conserva esta funcionalidad, lo que es realmente muy útil. Como en el caso del G100 podemos dividir el video en dos tomas cuadradas o presentar una de las escenas en menor tamaño en la esquia superior derecha.

El único punto a tomar en cuenta como desventaja es que la cámara trasera tiene hardware de estabilización, pero la delantera no. Por lo tanto un gimbal sigue siendo importante para estabilizar el video. El G60s, como otros modelos de Motorola, puede filmar en 4k a 30fps y a 120fps (cámara lenta).

Por el lado de la fotografía, nos encontramos con un teléfono con cuatro lentes. La principal, de 64MP; una ultraangular de 8MP; macro de 5MP y una de 2MP para detección de profundidad. A eso le pueden sumar una lente delantera de 16MP para selfies. La calidad de las imágenes es realmente muy buena para un teléfono en este rango de precios, aunque a mi gusto a veces las fotos tienen colores muy saturados.

Debajo, una galería con algunas fotos tomadas con el G60s.

Debo reconocer que el modo ultraangular me gusta mucho, lo uso todo el tiempo en espacios abiertos. La foto 1 de la galería es un ejemplo de su utilidad. Para el caso de viajes, además, es una buena alternativa para espacios cerrados y con poco ángulo para lentes tradicionales.

Conclusiones

Si son de los usuarios que priorizan el rendimiento, el Moto G60s es una muy buena elección. Las prestaciones para su precio están más que bien si nos concentramos en cámaras, batería, memoria RAM y almacenamiento. Pero eso implica hacer algunas concesiones desde lo estético, en particular la carcasa.

El modelo combina carga rápido con funcionalidades avanzadas de video y cuatro cámaras para capturas de muy buena calidad. Salvo el saturado de los colores cálidos en algunas imágenes, el resultado es impecable. Pueden chequearlo en el sitio de Motorola, que nos prestó una unidad para el testeo.

Etiquetas:

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.