Turismo y la geopolítica de las vacunas

Coronavirus

Transitamos la pandemia bajo la asunción de que la agenda del turismo estaba supeditada a la de la salud pública. El despliegue de la vacunación y la caída en la cantidad de hospitalizaciones en muchos países está llevando a un buen número de naciones a levantar las restricciones a la movilidad local e internacional. Pero la agenda de la salud sigue allí, combinada ahora con algunas dosis de geopolítica. El resultado sigue siendo malo para el mercado turístico, que ve como la incertidumbre en la movilidad sigue.

La geopolítica de las vacunas es hoy uno de los puntos conflictivos. Algunas de ellas no son consideradas válidas en los países desarrollados, como el caso de la rusa Sputnik. Al menos en los primeros meses de este año la disponibilidad de vacunas era bastante limitada, así que Sputnik fue una de las alternativas en países como Argentina y México por citar algunos. Como la Organización Mundial de la Salud aún no certificó a esa vacuna se puede esperar que muchas naciones sigan sin reconocerla, lo que va a traer problemas en el corto plazo para ingresar a Europa y Estados Unidos, por ejemplo. Igual, no está de más recordar que la prioridad siempre fue la salud pública; del turismo podemos ocuparnos de acá en más.

Pero hay otros casos que marcan como la geopolítica de las vacunas lleva la cuestión a lugares inverosímiles. En Gran Bretaña todos los viajeros vacunados con las dos dosis de Astra Zeneca pueden ingresar al país sin hacer cuarentena. Pero siempre y cuando se hayan vacunado en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur o un país europeo. ¿Y si te vacunaste con Astra Zeneca en una nación latinoamericana o africana? Te toca cuarentena de 10 días, cuentan en The Guardian. Las restricciones alcanzan un grado tal de absurdo que Gran Bretaña no considera ni siquiera como válidas vacunas AstraZeneca que fueron usadas en países africanos vía el mecanismo Covax y que ellos mismos donaron. En los últimos días ya hubo excepciones, como agregar a Covishield, la versión india de AstraZeneca, en la lista de vacunas autorizadas tras las protestas de India.

Y hay más material para la confusión. Estados Unidos recién en las últimos días aprobó el ingreso sin restricciones con las vacunas reconocidas por la OMS. Algunos casos eran llamativos, como el caso de Astrazeneca. Si bien no usaron estas vacunas en su territorio, las donaron a otros países. Igual durante meses no la reconocieron como válidas, aunque esas restricciones, al menos para el ingreso a Estado Unidos, están llegando a su fin.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.