airplane near blue and grey building

Desde mañana Singapur va a permitir la entrada de viajeros con vacunación completa, y no requerirá ya ninguna cuarentena. Si bien es un paso que ya otros países dieron, es significativo en tanto es de los primeros de la región Asia Pacífico, una zona donde se dieron las restricciones más estrictas en cuanto al ingreso de viajeros internacionales. La mayor parte de los países de esa región siguen cerrados o sólo permiten el ingreso a determinadas regiones turísticas. Por ejemplo, en el caso del mismo Singapur, el ingreso de viajeros internacionales solo estaba permitido desde países de «bajo riesgo», como el caso de China y Taiwán.


La reapertura de Singapur es una de las primeras en una de las regiones con mayores restricciones a la movilidad internacional


Singapur es un gran hub de negocios internacionales, y por eso estaban bastante más apurados que otros vecinos en reabrir sus fronteras. Si bien en las últimas semanas se dio un incremento de los casos de covid-19, el gobierno decidió seguir adelante con los planes de reapertura de las fronteras. La razón no los sorprenderá: la clave ahora pasa por reactivar la actividad económica. Y la reapertura va a convivir con algunas restricciones de movimiento a nivel local, ya que el gobierno sigue alentando una política de restringir un buen número de actividades consideradas no esenciales.

El primer paso de la reapertura es con Alemania y Brunei, y se espera que en los próximos días el proceso siga con otros países de Europa. Vemos, de todos modos, que sigue la política de reapertura cuidadosa de fronteras, con listas bastante acotadas y mucha vigilancia de casos. Y estamos hablando de un país donde el 80% de la población ya recibió las dos dosis.

¿Podrían volver a cerrar las fronteras en el caso de que los casos sigan subiendo? Desde ya. Y ese es uno de los puntos más serios de la crisis del turismo durante la pandemia: la incertidumbre en relación a las políticas de ingresos internacionales en muchos países. La tendencia es claramente hacia la reapertura de fronteras, pero todos sabemos que ese proceso no va a ser lineal. Va a tener marchas y contramarchas que se traducirán, para el viajero, en cancelaciones de viajes y reservas, gestión de vouchers, cambios en el calendario de viajes, etc.

Más sobre el tema en The Nikkei.

Etiquetas:

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.