¿Son las suscripciones el futuro de Twitter?

Twitter Super Follow

Hace pocos días terminé de leer «Post Corona. De la crisis a la oportunidad», de Scott Galloway. Ya había leído antes «The Four», sobre las cuatro grandes empresas de Internet (Google, Apple, Facebook, Amazon) pero este libro explora, de una manera bastante caótica y no demasiado precisa, las oportunidades de negocio en el mundo post coronavirus. Hay algunos temas relacionados con el tema movilidad y AirBNB que voy a dejar para la próxima entrada. En este texto nos concentraremos en Twitter.

Galloway, que es profesor de marketing en la NYU, dice sin vueltas que el futuro de Twitter pasa por las suscripciones. Dejemos que él lo explique:

«Puedo ahorrarle a Twitter otro año de «exploración» del modelo de suscripción. Las cuotas de pago deberían estar basadas en el número de seguidores. Si @kyliejenner gana 430.000 dólares por tuit promocionado, podrá pagar 10.000 dólares al mes para mantener su flujo de ingresos, y estoy seguro de que @karaswisher, con sus 1,3 millones de seguidores, puede abonar 250 dólares al mes. Las cuentas verificadas con menos de dos mil seguidores podrían seguir siendo gratuitas para conservar masa crítica.Tan solo con el mercado B2B (negocio a negocio) los beneficios serían enormes, ya que Twitter ha sustituido a las firmas de relaciones públicas, las agencias de noticias y las empresas de relaciones con los inversores. ¿Qué empresa no estaría dispuesta a gastar dos mil dólares al mes en promocionar su nuevo producto? A corto plazo, Twitter podría registrar una avalancha de ingresos de un cuarenta por ciento y triplicaría sus acciones en los siguientes veinticuatro meses tras pasarse al modelo de suscripción.La verticalización reforzaría la oferta de suscripciones. Twitter debería adquirir varios de los medios independientes que aún subsisten (Lee, McClatchy, Condé Nast, Hearst, etcétera) o hacerse con activos de estas empresas».

El modelo de suscripciones que propone Galloway parece tener bastante sentido en Estados Unidos y otras naciones desarrolladas: es cobrar suscripciones diferenciadas de acuerdo a tu comunidad. Si gracias a ello ganas dinero, entonces sería razonable que pagues más por publicar en Twitter. Pero veo complicado implementarlo fuera de Estados Unidos, donde no se gana en dólares.

Twitter

Twitter en estos días lanzó en Estados Unidos (y sólo para iOS por ahora) Superfollow, su programa que permite que los usuarios con más seguidores tengan un sistema de suscripción que puede ir de 2,99 a 9,99 dólares por mes. Quienes paguen la membresía podrán acceder a publicaciones y contenidos exclusivos. Twitter se va a llevar un porcentaje; Apple otra parte. Pero sobre una suscripciones de 4,99 dólares el generador de contenidos se quedaría con 3,99 dólares. Junto con los tweets se podrán sumar más alternativas, como canales de audio, newsletters y más.

Super Follow no es la misma propuesta que hizo Galloway. Este más bien apunta a que paguen los creadores que moneticen su contenido. Twitter opta por otro camino: dar otra alternativa de ingresos a los usuarios con más seguidores. La idea de Galloway no implica mayores cambios y las publicaciones siguen siendo pública. Super Follow opta por agregar una capa de contenido privado y sólo accesible por suscripción. El punto es si esa oferta es tan valiosa como para que los usuarios opten por pagar la membresía mensual.

La propuesta de Galloway es más simple de implementar, pero no le veo mucha proyección internacional. Y va a generar mucha resistencia en los usuarios con más seguidores. Super Follow deja la propuesta de valor en manos de los creadores de contenidos. Ya hay sistemas de suscripción a creadores en sitios como YouTube o Twitch. ¿Puede el mercado sostener tantas propuestas de suscripción, cada una por su lado? ¿No será mejor pensar en alguna forma de integrarlas, y acceder a todas con un único valor?

«Post Corona» de Scott Galloway está disponible en Scribd en su versión paga. Pueden suscribirse al servicio desde este enlace.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.