España, Arabia Saudita y la disputa por la sede de la Organización Mundial del Turismo

concrete high rise buildings under blue sky

Arabia Saudita viene implementando desde hace varios años una política de progresiva apertura al turismo mundial. Mientras Dubai o Qatar hace tiempo que se convirtieron en destinos importantes para el mercado global de viajes, Arabia Saudita se está tomando su tiempo. Ya en 2005 anunciaban un proyecto de expansión del turismo, con una inversión de 26 mil millones de dólares. El foco en ese entonces era competir con Dubai en atraer turistas de negocios y alto poder adquisitivo. En 2019 lanzaron una nueva política de visados, y lanzaron una campaña de promoción de sus destinos que motivó una polémica entre influenciadores y comentaristas alrededor de la relación entre viajes, política y derechos humanos.

Pero ahora Arabia Saudita prepara su movimiento más ambicioso: quiere mudar la Organización Mundial del Turismo desde España a su país. Al principio eran rumores, pero ahora las intenciones ya se confirmaron. Arabia Saudita piensa llevar la cuestión de la mudanza a la próxima reunión de Naciones Unidas en Marruecos -y que se realizaría hacia fin de año. Si logra sumarlo a la agenda de temas, entonces deberá conseguir dos tercios de los votos de los 159 países miembros. Es una tarea bastante complicada, pero Arabia Saudita tiene recursos económicos como para encarar la campaña.

Arabia Saudita

La preocupación es ahora de España. La Organización Mundial del Turismo es la única oficina de Naciones Unidas en el país, y se encuentra allí desde la década del ´70. El país fue el segundo más visitado del mundo en 2019, y la relevancia del turismo en su producto bruto interno está por encima del 10% de participación. Las intenciones de Arabia Saudita desde ya no cayo bien en el gobierno español, que ahora tiene que llevar adelante una estrategia diplomática que evite que el tema de la mudanza se sume a la agenda de trabajo de la reunión en Marruecos. No hay antecedentes de cambios de sede de oficinas de Naciones Unidas, por lo que una decisión en ese sentido sería realmente muy inusual.

Para Arabia Saudita la mudanza de la OMT legitimaría su posición en el mercado turístico, donde aún no tienen tanto peso. Les permitiría potenciar su estrategia de atracción de turistas internacionales y convertirse en una alternativa a Dubai y Qatar. Aunque primero habrá que ver si finalmente presentan en las próximas semanas la solicitud formal para incluir el tema en la agenda de Naciones Unidas.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.