Trabajo remoto, AirBNB y los alquileres para estadías largas

Los viajeros conocen a AirBNB como una compañía que gestiona alquileres temporarios para turistas en residencias particulares. Normalmente entendemos que esas estadías no van mucho más allá de una semana. Pero eso está cambiando. Una cuarta parte de los alquileres en Estados Unidos en el primer trimestre de este año fueron de más de 28 días.

Estadías largas, una posibilidad para los trabajadores remotos

La principal razón del cambio: la consolidación del trabajo remoto en los países más desarrollados. Las empresas usan esa posibilidad como una forma de atraer más empleados, en muchos casos residentes en otros países -y en donde los sueldos en dólares son más atractivos, hay que decir. Esos trabajadores tienen comportamientos diferentes al resto de los viajeros. Pueden viajar en cualquier momento del año ya que de todas maneras siguen conectados con sus ocupaciones. Y seleccionan en muchos casos áreas a visitar que no están dentro de los espacios identificado con el turismo tradicional. Como se orientan a buscar alojamientos más económicos y con estadías más largas, pueden tomar residencias ubicadas lejos de los centros urbanos o en el extrarradio de las grandes ciudades.

person in white long sleeve shirt using macbook pro
Photo by cottonbro on Pexels.com

Como pueden viajar en cualquier momento del año, pueden tomar fechas y destinos de manera flexible, algo que AirBNB facilitó mucho en sus últimas actualizaciones. Y aprovechar así precios más económicos en temporada baja.

Los cambios en los hábitos de consumo de los viajeros que usan AirBNB no dejan, de todos modos, de dejar otros aspectos sin mayores cambios. El principal: la conflictiva relación de la empresa con muchas ciudades, que ven como los alquileres temporarios impactan en la demanda local de viviendas y pueden estimular que suban los precios. Si los viajeros reservan estadías más largas el resultado puede ser un incremento de la presión sobre el sistema local de alquileres para residentes.

Y no todas las novedades son positivas para la empresa. Como respuesta a la situación generada por el covid-19 ahora los lugares en alquiler deben llevar a cabo limpiezas más cuidadosas. La consecuencia principal de esto es un aumento considerable de los cargos por limpieza, que algunos casos se acercan o incluso igualan al costo diario del alquiler. Desde ya, a los usuarios esto no les gusta nada, en particular a los que se quedan por períodos cortos y deben distribuir una tarifa alta de limpieza en pocas jornadas.

Sobre el tema AirBNB y las estadías largas se puede ver esta nota de INC. Sobre las quejas acerca de los cargos por limpieza se puede chequear Business Insider.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.