Amsterdam y el posturismo

Amsterdam tuvo en 2019 casi 22 millones de visitantes. Una cifra impresionante, sobre todo si se tiene en cuenta que la ciudad no llega al millón de habitantes. 2020 desde ya fue el año de ruptura, como lo fue para todo el mundo. Con una ciudad casi vacía y sin turistas, las autoridades se dedicaron a planificar el futuro posturístico de sus barrios más visitados. Ya desde 2013 hay quejas de los residentes locales por la gran cantidad de turistas. Los reclamos son al menos 3:

  • Excesiva cantidad de personas en barrios como la llamada Zona Roja (De Wallen). Muchos turistas además se comportaban de forma bastante escandalosa, algo que pude apreciar en vivo en las dos ocasiones que pude visitar Amsterdam.
  • La creciente oferta de alquileres temporarios para turistas reducía la oferta para los locales y subía el precio
  • Creciente ocupación comercial de algunas de las zonas históricas más importantes, en particular para ofrecer productos al turismo.

Y con la pausa que supuso la crisis de la pandemia, en la ciudad comenzaron a analizar como pueden darse las nuevas regulaciones. La oferta sexual de la Zona Roja podría moverse pronto a otra zona de la ciudad, pero aún no hay ninguna confirmación. Con los coffee shops están limitando la venta de marihuana a los turistas. Y establecieron una prohibición casi total de los alquileres turísticos en tres barrios de la ciudad, aunque recientemente la justicia determinó que la medida no era legal y la anuló. Ahora las autoridades de Amsterdam están buscando como reinstalar las limitaciones.

bicycle parked on a bridge
Photo by _ Harvey on Pexels.com

Parte del desafío actual tiene que ver con como lidiar con los cambios que generó el turismo en algunas zonas de la ciudad. Aparecieron muchos comercios que vendían productos para turistas, pero que no atendían las necesidades de los locales. Y ahora, sin visitantes, esas zonas de la ciudad están desiertas y no son económicamente viables -al menos por ahora.

Pero la ciudad da por sentado que el regreso del turismo, apenas las condiciones mejoren, será a lo grande. Y se preparan para no repetir la hiperturistificación que se dio entre 2013 y 2019. El problema, claro, es que para muchos de los negocios turísticos de Amsterdam ese volumen de visitantes garantizaba una gran demanda. El turismo post covid promete traer una serie de fuertes tensiones entre el negocio turístico y los requerimientos de los ciudadanos de Amsterdam.

Hay una extensa nota sobre el tema de Amsterdam en The New York Times (no encontré versión en español).

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.