Redes sociales y funcionalidades: la era de la estandarización

selective focus photography of person using iphone x

Algunos años atrás, Facebook enfrentaba un problema: Snapchat no paraba de crecer, y su formato efìmero Historias era un enorme suceso. Para empeorar la situación, los creadores de Snapchat no estaban dispuestos a vender la empresa y rechazaron la oferta de compra. La solución: Instagram clonó la funcionalidad Historias en su plataforma, y pronto lo hicieron Facebook y WhatsApp. El resultado fue un éxito. Instagram comenzó a crecer incluso más rápido y Snapchat se estancó.

El éxito de esa movida llevó a Facebook a querer implementar tácticas similares frente a otras amenazas. Apenas comenzó la pandemia, y en vista del éxito de Zoom, lanzó salas de videoconferencia. TikTok comenzó a ganar terreno y desde Instagram lanzaron Reels, su versión de los videos cortos.

apps blur button close up
Photo by Pixabay on Pexels.com

La diferencia con la movida original contra Snapchat es que esta vez Facebook no tuvo tanto éxito. No parece haber detenido el crecimiento de Zoom y TikTok, que además por ahora ofrecen mejores plataformas y funcionalidades.

Pero esa falta de un suceso contundente no significa que Facebook desista de esa estrategia. Está preparando canales de audio a la Clubhouse, y una plataforma de newsletters similar a la que ofrece Substack. Por ahora, que se sepa, no hay nada planteado sobre podcasts, pero no me sorprendería que estén preparando algún lanzamiento.

El tema es que no sólo Facebook está en esa estrategia. Twitter ha tomado una posición bastante similar. Para abril se espera el lanzamiento de Spaces, sus canales de audio tipo Clubhouse. Antes habian dado a conocer Fleets, su versión del formato Historias, que es bastante mediocre y no suma funcionalidades desde su lanzamiento. También compraron Revue, un gestor de newsletters y lo integraron a su plataforma. Algo interesante: Twitter fue el primero en advertir el éxito de los videos cortos para móviles con Vine. Pero dejó que esa plataforma se estancara, la cerró, y le regaló ese segmento a TikTok.

El formato Historias, por su parte, ya está por todos lados. En YouTube, en Pinterest, en LinkedIn, WordPress y seguramente en alguna plataforma más que me olvido.

Una clave de esta tendencia pasa por la rapidez: apenas una nueva start-up o red social lanza una funcionalidad que aparece como popular, los demás rápidamente se lanzan a desarrollar su propia versión. Que, normalmente, apenas ofrece variaciones de la idea original, y más bien parece pensado para que los usuarios no abandonen la plataforma por carecer de algún tipo de funcionalidades.

Así que en los próximos una ola de estandarización va a recorrer varias redes sociales. A las Historias se le suman los newsletters y canales de audio. El único que aparece bastante borrado de esa tendencia es Google, que normalmente no ha tenido mayor suceso con las redes sociales. Por ahora todo parece indicar en que van a concentrarse donde ya son fuertes: videos, con YouTube -mientras Facebook fracasa con Instagram TV y Facebook Watch- y movilidad, con Google Maps.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.