Turismo de negocios y pesadillas post covid

A los viajan como turistas les importa bastante poco el tema, pero a la industria del turismo la cuestión la tiene muy preocupada. ¿Va a dejar la pandemia cambios permanentes en el sector de viajes de negocios? Este segmento es clave para el negocio, en particular para aerolíneas, cadenas hoteleras y centros de convenciones. Y durante todo este año las empresas siguieron haciendo negocios a partir del uso de herramientas de videoconferencia.

Videoconferencias y viajes de negocios

Claro que tantos meses de uso ya han dejado en claro las ventajas y desventajas de las conexiones virtuales. Es una herramienta muy útil para reuniones de seguimiento de temas, consultas y temas generales. En otras circunstancias, como cerrar contratos con nuevos clientes, competir con otras firmas o conocer maquinaria el viaje aún aparece como indispensable. La gran pregunta es: ¿cuantos viajes de negocios eran realmente necesarios y cuantos más bien era parte de una rutina empresarial?

Que el mercado de viajes reciba un gran impacto no requiere de perder un porcentaje muy grande del turismo de negocios. Una caída de entre 10 a 20% ya sería muy complicada. Aerolíneas y cadenas hoteleras reciben, al menos en los países más desarrollados, la mayor parte de sus ingresos del sector de viajeros de negocios.

Recientemente en Skift le dedicaron una nota sobre los usos de la videoconferencia para cerrar negocios, donde muchos consideran es mejor la reunión presencial. Y hay varios ejemplos de fondos y empresas que avanzan en estos temas a partir de la videoconferencia. El viaje presencial, que tiene mayores costos y obliga a movilizar a los empleados, va a tener que ofrecer ventajas muy significativas para ser conservado.

Otro sector donde se dan muchos viajes, el sector académico, se ha adaptado lo mejor que pudo a las conexiones por videoconferencia, hoy generalizadas a clases y congresos. El viaje presencial tendrá sentido en el caso de contenidos prácticos y que involucren la manipulación de elementos, pero para los materiales de tipo teórico la videoconferencia es muy práctica. Y además es muy fácil luego recuperar clases y eventos, ya que quedan grabados y almacenados en la nube.

https://twitter.com/aledw92/status/1352727272835440643?s=20

El tweet de arriba marca para mí uno de los puntos de los que hay que distanciarse. No hablamos de la «muerte del viaje de negocios», pero está muy claro que tampoco podemos creer que, post pandemia, todo volverá a 2019. El extenso aprendizaje de los usuarios en herramientas de comunicación a distancia va a dejar en claro que, al menos en cierto tipo de reuniones, negociaciones y contenidos educativos, la videoconferencia es muy opción muy productiva.

Para los turistas tradicionales, en cambio, el viaje físico seguirá siendo la alternativa central. Es cierto que el desarrollo de alternativas como la realidad virtual y el video 360 te permiten acceder a experiencias muy interesantes desde tu casa, pero es bastante evidente que no se compara con el recorrido real. Hoy por hoy las dificultades pasan, claro, por los múltiples inconvenientes ligados con el viaje: cierre de fronteras, suspensión de rutas, etc. Y, claro, a los problemas económicos derivados de la enorme crisis causada por el covid-19.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.