Editoriales y revistas de viaje, en constante cambio de dueños

Travel+Leisure

El negocio editorial alrededor de las revistas y guías de viaje hace tiempo que es bastante inestable. Un caso bastante conocido es el de Lonely Planet, editora de algunas de las guías de viaje más populares. En 2007 su dueño original, Tony Wheeler, la vendió a BBC. En 2012, BBC la vendió a la firma estadounidense NC2 Media, que en diciembre de 2020 la transfirió a Red Ventures, una compañía que ya tenía algunas propiedades ligadas a viajes, como The Points Guy. Mientras Wheeler cobró más de 150 millones por la venta de la totalidad de Lonely Planet, el paso de NC2 Media a Red Ventures se estima en no más de 50 millones de dólares. En el medio, la compañía cerró oficinas en varias ciudades del mundo, como Melbourne -que era la primera- y Londres.

En 2012 Google compró Frommer’s, otra conocida editora de guías de viaje. El buscador usó el contenido para alimentar sus sitios ligados con lugares y viajes, y pronto quedó claro que no tenía mayor interés en seguir desarrollando la marca. Finalmente los dueños originales de Frommer´s terminaron recomprando la marca.

Y ahora otra publicación entra en el cambio de dueños. Es Travel + Leisure, con la particularidad que el comprador pertenece al sector hotelería, como es el caso de Wyndham Destinations, que opera en el sector de tiempo compartido. El acuerdo fue por 100 millones de dólares en efectivo, pero sólo el 35% se paga ahora y el resto se saldará hasta 2024.

Como parte del acuerdo, Wydham Destinations va a cambiar su nombre a Travel + Leisure Co. en algún momento de este año. Travel + Leisure era propiedad de American Express, que en 2013 la transfirió a Time Inc. en una operación que incluyó varios títulos. Time fue comprado luego por Meredith Corp por 2800 millones de dólares en 2018. Como parte del acuerdo con Wydham, Meredith Corp va a seguir operando el sitio Web de Travel + Leisure, por que puede esperarse que la parte de hotelería y editorial mantengan su independencia.

Para Wydham el acuerdo aparece como una oportunidad de rebranding. La compañía tiene ahora un nombre muy atractivo, se hace más independiente de su dueño original, la cadena hotelera Wyndham, y puede apuntar ahora a un público más joven. El acuerdo apunta más a quedarse con la marca antes que por integrar negocios que son bastante diferentes aunque compartan el mismo mercado, el de viajes.

Para el mercado editorial de viajes los problemas de todos modos van a continuar. Se trata de un espacio donde las propuestas digitales se han quedado con la mayor parte del mercado, y donde para tener éxito hay que posicionarse en ciertos segmentos, como los de mayor poder adquisitivo. Con el crecimiento de las propuestas periodísticas basadas en las suscripciones es más que probable que en los próximos meses veamos más y más propuestas de viajes que buscan crear una base de suscriptores que les permita monetizar su contenido. Y obtener más independencia, todo un tema en el segmento de turismo, y en donde las propuestas editoriales suelen estar más enfocadas en las necesidades comerciales que en los intereses de los lectores,

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.