¿Puede funcionar un modelo de suscripciones en el turismo?

Aeropuerto de Ezeiza

En 2019 este tema ni entraba en la agenda de las empresas de turismo. Con cifras récord de viajeros internacionales y con una demanda en expansión estaba claro que los beneficios económicos pasaban por la venta puntual de productos turísticos. Pero tras el pésimo 2020 quedó bastante en evidencia que ya no se puede confiar en la demanda como hasta ahora, y que se pueden explorar nuevos modelos. Por ejemplo, las suscripciones.

Ahí vienen las suscripciones

De las suscripciones hace tiempo venimos leyendo en el mundo de los medios. Muchos de ellos han pasado a un modelo pago de acceso a sus contenidos ante la imposibilidad de financiarse vía la publicidad digital. Pero en el mercado turístico 2020 ha sido un año donde han aparecido propuestas de este tipo. En un hilo en LinkedIn resumieron algunas de las propuestas, que incluye a hoteles y aerolíneas.

TripAdvisor está por lanzar un sistema de recomendaciones y descuentos bajo una suscripción anual de 99 dolares, llamada TripAdvisor Plus. Si están suscriptos pueden obtener desde tours gratuitos hasta upgrades en hoteles. TripAdvisor pasa en estos momentos por una próblemática similar a la de los medios, aunque en este caso con Google de competidor: cada vez recibe menos tráfico del buscador, lo que derrumba sus ingresos por publicidad. Un modelo basado en suscripciones puede garantizar más independencia financiera.

gray plane wing

Los hoteles han estado entre los principales afectados por la pandemia. Y también están comenzando a testear o lanzar modelos basados en suscripciones. InterContinental, Marriott y Accor son algunos de los nombres involucrados. En algunos países de Asia Intercontinental lanzó un modelo de suscripciones que va de los 1100 a 1900 dólares por mes, llamado «Work from Hotel», para atraer a digital nomads y viajeros de negocios. Inspirato, un operador de sitios de lujo, lanzó una suscripción mensual de 2500 dólares que permite elegir entre 300 propiedades en todo el mundo, algunas de ellas sólo disponibles a través de su programa.

Antes de la pandemia ya había aerolíneas que tenían algunos modelos basados en suscripción, pero ahora hay bastante más interés, tras el desplome de la demanda. Por ejemplo la compañía mexicana Volaris ya tiene un sistema de ese tipo desde hace más de 2 años, llamado Vpass. A partir de un pago fijo mensual los suscriptores tienen derecho a un viaje mensual; y además pueden agregar algunos ítems más a la suscripción, como prepagar equipaje. Otras aerolíneas como Lufthansa también tienen sistemas por suscripción en vigencia, como cuentan en Skift.

Etiquetas:

1 comentario en «¿Puede funcionar un modelo de suscripciones en el turismo?»

  1. Que no cuenten con mi dinero, jamás quise tener una casa de vacaciones, suscrición a un apart hotel o programas de millas pagas y no pienso cambiar en este momento, elijaré entre lo que sobreviva.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.