2021, el año de transición para el turismo

worm's eye view of airplane passing by buildings

Si hay un enemigo del turismo, ese es la incertidumbre. No tener claras precisiones sobre la factibilidad de un viaje, no conocer si puede ser cancelado de un día para otro, y no contar con la seguridad de que vamos a visitar un lugar es un problema de difícil solución para la industria del turismo. Y si bien con el correr del año la mayor parte de los países tendió a flexibilizar las condiciones de entrada y dejar de lado los cierres estrictos de frontera, en las últimas semanas la incertidumbre volvió a lo grande y dejó en claro que el mercado de viajes va a seguir con muchos problemas en 2021.

Países que cerraron su frontera a los turistas, como Argentina y Japón. Que reimpusieron cuarentenas, como Chile. Que prohibieron vuelos desde Gran Bretaña por la aparición de una nueva cepa de coronavirus -un montón de países. A pesar de que ya han comenzado las vacunaciones, éstas se van a extender a todo 2021. Y todavía nos queda saber cuán efectivas serán en realidad.

Si tenemos alguna certeza es que el mercado turístico será de menores dimensiones en los próximos años. No es una certeza positiva, claro. Menos vuelos, menos movimientos de personas, reemplazo de viajes de negocios por herramientas de conectividad virtual son algunos de los temas que van a tener serias consecuencias económicas en el mundo del turismo. Al menos por el primer semestre de 2021 seguiremos con una rutina que requiere del viajero una relación diferente con lo incierto: saber que en cualquier momento los planes pueden cambiar.

Y también seguirán las tendencias de viajar de manera diferente durante 2021. Viajes más cortos, cercanos a casa y en auto, por ejemplo. Vuelos directos y sin escalas, porque nunca se sabe que fronteras pueden cerrarse.

A medida que el mercado de viajes tienda a normalizarse -¿fines de 2021, tal vez?- aquellos que tenían algún destino en mente para visitar tendrán en claro que planificar un viaje a muy largo plazo no es la mejor de las opciones. Que ahora el turismo no es algo que podamos considerar como dado y seguro. Una asunción de ese tipo puede tener efectos muy interesantes en la recuperación del turismo a partir de 2022. Si quieren conocer un lugar, viajen apenas puedan, porque ahora el viaje, en particular el internacional, está lejos de estar garantizado.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.