MOM Airlines, un proyecto de arte en la época de las fake news

Algunos días atrás se anunció el lanzamiento de una nueva aerolínea islandesa, que apuntaría al mercado low cost. Se llamaría MOM, y tomaba toda la inspiración posible de la presentación visual de WOW, la aerolínea islandesa que quebró el año pasado por dificultades financieras -unos cuantos meses antes del desastre del Covid-19, así que esta circunstancia no tuvo nada que ver.

En la presentación de MOM, además, aparecieron algunos elementos sospechosos. El planteo era el de llevar a las low cost al extremo, y cobrarte por todo. Y por «todo» entendemos desde el papel higiénico, un vaso de agua o los chalecos salvavidas -algo que no es legal, por cierto. También iban a habilitar «Covid flights» para aquellos que ya hubieran cursado la enfermedad y tuvieran anticuerpos. Y dos asientos por vuelo serían cedidos de manera gratuita a aquellos que promocionaran la compañía, algo que en teoría apuntaba a los influenciadores.

Tras algunos días, Oddur Eysteinn Friðriksson, el CEO de MOM, tuvo que salir a aclarar que todo era un proyecto de arte. Que tenía planeado desarrollarlo por un tiempo, pero que tuvo tanta repercusión que tuvo que acortar todo el proceso. Simplemente ya no podía atender tantos mensajes y pedidos de entrevista por parte de los periodistas. Además había comenzado a recibir algunos reclamos legales por parte de WOW Air, que si bien quebró, al parecer los activos que quedaron fueron adquiridos por otra compañía y hay posibilidades de que vuelva a volar más adelante.

En CNN le pidieron a ejecutivos de otras aerolíneas de bajo costo que analizaran las propuestas de MOM. Algunas fueron rechazadas sin vueltas -cobrar el chaleco salvavidas, por ejemplo- pero otros no les parecieron tan malas. Por ejemplo, que los hoteles subsidiaran parte del pasaje a cambio de pasajeros.

Para Friðriksson, la razón del rápido impacto de MOM no tuvo que ver tanto con la promesa de precios bajos. Más bien, el tema pasaba por la necesidad del público de recibir buenas noticias. Por ejemplo, que pronto podrían volver a volar tras meses de vivir en su sistema de movilidad muy reducida. O los dos asientos gratis a cambio de publicidad, sobre todo si se tiene en cuenta que en tiempos normales las aerolíneas low cost suelen ocupar un 95% de los asientos..

Por cierto, la muestra de arte sobre el desarrollo de MOM Air está actualmente en exposición en la Galería Open de Reykjavik.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.