Estados Unidos, Francia y las restricciones negociables

Los países de la Unión Europea no permiten, de manera explícita, el ingreso de viajeros desde Estados Unidos debido a la alta cantidad de contagios por coronavirus que se da en ese país. Y sin embargo un buen número de estadounidenses ha logrado en las últimas semanas viajar a Francia a hacer turismo. ¿Cómo puede ser, si técnicamente no está permitido?

Según Forbes la manera de evitar la prohibición es bastante simple: hay que viajar desde un tercer país que no tenga restricciones para entrar a la zona Schengen. Por ejemplo desde Turquía o Reino Unido. Por cierto: la nota de Forbes estaba en este enlace, pero ahora aparece removida por los editores. Pero como guardé originalmente el enlace en Pocket aún tengo acceso a la nota completa. El medio ya había publicado artículos similares en semanas anteriores, sobre todo por las excepciones posibles a las restricciones.

De acuerdo a los testimonios de la nota, las autoridades francesas no hacen mucho para evitar el ingreso de viajeros desde Estados Unidos., siempre y cuando lleguen desde un tercer país con acceso permitido. Solicitan llenar un formulario donde se declara no tener síntomas de coronavirus, pero no aparecen otras medidas que hemos visto en otras naciones, como pedir los resultados un examen de detección del covid-19 o someterse a una cuarentena. Ésta última sólo es exigida si la persona presenta síntomas de haber contraído el coronavirus.

French enforcement of the EU travel ban is full of contradictions. Even rules on mandatory Covid tests for high-risk passengers are apparently made to be bent. Few travelers are being asked to show results, or take a test on landing. “Never was I asked for my Covid test after I checked in at Air France in D.C!” exclaims a startled traveler, Bill Bailey. “It was like an open border.”

Forbes, «How Americans Are Dodging Travel Bans To France«
Eiffel Tower, Paris France
Foto por Chris Karidis en Unsplash

La posibilidad de saltar una prohibición de ingreso sólo por viajar desde un tercer país marca alguna de las complejidades de las actuales restricciones de viaje. En particular cuando ese país tiene ingresos sustanciales por el turismo internacional, como el caso de Francia. Que ahora esa nación se encuentre pasando por un momento complicado en cuanto a la cantidad de contagios agrega incertidumbre al tema, en tanto no sabemos si tal vez puedan reinstalar de manera temporaria controles más estrictos.

El levantamiento de restricciones al cruce de fronteras es parte de la una agenda en desarrollo, tanto en decisiones formales como informales, como en el caso que analizamos en esta nota. Una agenda que mira tanto a la situación epidemiológica, que hasta ahora ha sido la dominante en la agenda, y los problemas económicos de sectores como el turismo, que vienen ganando lugar en el debate en la medida en que es muy difícil ya seguir sin ingresos.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.