Pandemia y la crisis de los pasaportes

Una de las consecuencias más notables de la pandemia es como pasaportes alguna vez muy poderosos y que te permitían el ingreso a casi cualquier lugar del mundo sin necesidad de visa hoy están casi bloqueados por completo. El caso más obvio es el pasaporte estadounidense, hoy aceptado por muy pocos países. El tema es lo suficientemente traumático como para merecer varias columnas en medios, como en The Atlantic, Business Insider y The New York Times.

En un mundo donde los gobiernos están priorizando la salud pública, la decisión de dejar afuera de las listas a Estados Unidos es muy razonable. Es el país que lidera por lejos en cantidad de casos confirmados de covid-19, y por ahora la situación no muestra signos de mejora.

Pero en las notas sobre el tema los medios estadounidenses ponen el foco sobre la pérdida del status del pasaporte de su país. De tener el privilegio de una aceptación casi universal prácticamente han quedado al margen de los permisos de entrada en la mayor parte de los países. Es un cambio brutal, y se dio en pocas semanas.

Está claro que en la mayor parte del mundo hoy el turismo internacional está bloqueado, o al menos seriamente limitado. Es una sensación rara. Todos querían turistas de los países más ricos, ahora nadie los acepta. Y en el caso de los estadounidenses, se suma esa pérdida de centralidad de su propio pasaporte. Es, como dice The New York Times, un proceso acelerado de pérdida de privilegios, simbolizado en ese pasaporte que ahora casi todos bloquean.

El momento donde quedó claro este problema fue cuando la Unión Europea dejó a Estados Unidos de la lista de países desde donde aceptarían turistas. Era algo esperable, pero dejó claro como venía la mano. Europa es una de las regiones que los estadounidenses más visitan, y quedar fuera de esa lista fue bastante traumático. Ahora las aerolíneas de ambos lados del Atlántico piden el retorno de los vuelos, pero no parece que una decisión de ese tipo se tome hasta que la situación epidemiológica de Estados Unidos mejore.

En todo caso, los países que peor están gestionando la pandemia tendrán que tomar en cuenta que van a seguir más tiempo fuera del mundo del turismo. Y Estados Unidos no es el único caso, claro.

La foto que abre la entrada es de Jon Tyson

1 Comment

  1. Qué artículo más interesante, no hago más que pensar cómo va a cambiar el mundo y los viajes con el COVID, y la verdad es que aunque no queramos verlo… va a cambiar, sí o sí. En Madrid acaban de introducir la cartilla COVID, así que a saber cómo acabará todo esto, crucemos los dedos para que siga habiendo la mayor libertad de movimiento entre países… Enhorabuena por el artículo!!

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.