Substack: blogs, podcasts y newsletters en una única plataforma

Entre las plataformas orientadas a la creación de blogs y sitios Web no se dieron muchas novedades desde la salida de Medium, varios años atrás. WordPress sigue siendo el gestor de contenidos más popular del mercado por lejos, pero en su evolución hay varias cosas que se perdieron por el camino: sigue siendo difícil mantenerlo desde el celular, y no incorpora herramientas nativas para newsletters y podcasts. Todo eso se tiene que hacer vía plugins, que muchas veces generan inconvenientes por su alto consumo de recursos.

Substack es una plataforma de publicación que combina blogs, newsletters y podcasts (éstos últimos en modo beta por ahora). Podemos crear nuevas entradas con un editor muy similar al de WordPress, y luego enviarlo a manera de newsletter. Para ello podemos importar bases de datos si ya tenemos suscriptores de newsletters anteriores, o simplemente crear una comunidad a base de nuevos suscriptores. También podemos importar contenidos de cualquier sitio con RSS, como WordPress, Medium, Mailchimp o Tumblr.

En el caso del audio, Substack permite grabar contenido o importar el que ya tenemos creado en mp3, y enviarlo a nuestros suscriptores. Esta posibilidad de combinar texto y audio es más que interesante y es uno de los puntos fuertes de la plataforma. Al igual que Gutenberg, el editor de WordPress, reconoce las publicaciones de algunas plataformas como YouTube, Instagram o Twitter, y al pegar el enlace los agrega en formato nativo. Esto es, con el aspecto visual de la red social en cuestión.

Tenemos métricas básicas, pero muy útiles, sobre la tasa de apertura de los newsletters y los enlaces más clickeados. También hay un listado de suscriptores, con la variación diaria por altas y bajas. Se puede mantener el sitio entre varias personas, o habilitar a un invitado a publicar directamente. Y podemos exportar los contenidos para migrarlos a otro sitio.

Cuando entramos a nuestros sitio en Substack -que por defecto es nuestronombre.substack.com- lo que nos muestra en la página página es el cuadro para suscribirse. Si queremos leer el contenido hay que hacer clic para pasar a la segunda página. O sea, el foco está puesto en el newsletter.

El modelo de negocios de Substack es muy diferente al de otros gestores de newsletters. Apunta a que los usuarios creen newsletters pagos, y se queda con una comisión del 10%. Los pagos se hacen vía Stripe (no disponible en la mayor parte de América Latina). Pero desde ya podemos optar por hacer un newsletter gratuito. No encontré máximo de suscriptores, como pasa en muchas otras plataformas -normalmente el máximo son 2 mil suscriptores, y a partir de allí los costos suben rápido.

Los puntos débiles

El primer punto débil es el editor. Reconoce muchos menos sitios que el editor de Worpress, y por eso los enlaces embebidos son pocos. No hay posibilidad de agregarlos vía HTML, lo que le da poca flexibilidad. Tampoco hay mucha variedad de tipos de letras y tamaños, con pocas opciones disponibles. No tiene herramientas para compartir publicaciones en redes sociales, algo realmente necesario, y que podrán seguir haciendo con las herramientas habituales, como Buffer.

En cuanto al audio, las posibilidades de subir contenido nativo se limitan a un botón de grabación. Es como enviar un audio de WhatsApp. Pero no hay herramientas de edición, como podemos encontrar en Anchor, por ejemplo. Si lo que les interesa es el podcasting, en ese caso tendrán que grabar como siempre y subir el audio como mp3.

Hay herramientas para interacción con la comunidad vía comentarios, pero son bastante básicas. No podemos optar por tener dominio propio, pero nos permiten modificar el subdominio si no nos gusta el original -aunque solo por una vez hará la migración del sitio, en la segunda oportunidad los enlaces se van a romper.

Conclusiones

Substack es un sitio que le va a interesar mucho a aquellos que quieren ir más allá del blog, y sumar podcasts y newsletters dentro del mismo proceso de edición. Si ya tienen otro sitio armado sin demasiada actualización, pueden importar el contenido a Substack para vover a arrancar.

Para los usuarios más especializados al sitio le faltan más herramientas de edición de audio y texto, además de posibilidades de sumar video. WordPress es más completo por el lado de compartir contenidos y editar textos, pero depende de plugins y terceros servicios para podcasts y newsletters, así que para muchos Substack será una herramienta más sencilla de usar.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.