Amsterdam y el fin del turismo en los coffee shops

Amsterdam

Se llaman «Coffee shops» pero son los locales que en Amsterdam tienen permitida la venta de cannabis. Actualmente la pueden comprar legalmente tanto residentes como turistas. Pero eso va a cambiar en el corto plazo, en tanto las autoridades de Amsterdam están cada vez más decididas a dejar de alentar la llegada de turistas en relación con los coffee shops y la Zona Roja, otra de sus áreas más famosas.

Hay una serie de condiciones económicas que permiten tomar estas medidas. La primera y clave de este asunto: la ciudad ya tiene demasiados turistas, y en los últimos años han comenzado a alentar a los visitantes a alojarse en otras ciudades. Claro que eso es algo factible porque, segundo punto, los Países Bajos son un país pequeño y con un excelente sistema de transporte. Por ello, es más que factible alojarse en ciudades como Utrecht o en el mismo extrarradio de Amsterdam sin demasiados problemas.

Amsterdam
Amsterdam

El otro gran tema es que la gran cantidad de turistas y la demanda del sector en cuanto a alojamientos ya tiene un impacto bastante importante sobre la calidad de vida de los residentes. Por ejemplo, al alentar al alza de los alquileres. Y los residentes son los que votan, así que los políticos siempre van a estar atentos a ese tema.

Frente a la gran cantidad de turistas, en Amsterdam prefieren comenzar a quitar incentivos a la llegada de visitantes. Y en una encuesta que realizaron con 1100 visitantes de entre 18 a 35 años, encontraron que el 57% señala a los coffee shops como una de las razones de su visita. Prohibir o restringir la entrada de turistas a estos locales quitaría presión en particular sobre el centro histórico de la ciudad. Por cierto, ya otras ciudades de los Países Bajos han tomado medidas para restringir la entrada de turistas a los coffee shops. Es el caso de Maastricht, que tenía una gran afluencia de visitantes desde Alemania para visitar estos establecimientos.

Amsterdam
Amsterdam

Por ahora las medidas más que nada apuntaron a la llamada Zona Roja. A partir de abril se van a limitar los tours en la zona y se los prohibirá desde las 10 de la noche. Tampoco se permitirá permanecer demasiado tiempo en zonas que son consideradas como de tránsito complicado, como los puentes angostos que son muy comunes en la zona. Hay incluso proyectos para mover la zona roja a los alrededores de la ciudad y quitarla del centro histórico. Casi el 40% de las ventanas que en la zona eran usadas para la prostitución están cerradas, lo que marca la decadencia de este espacio urbano.

Se trata de medidas bastante riesgosas, porque una caída importante en la cantidad de visitantes podría llevar a la crisis a la industria turística local. Sobre todo porque en los últimos años se han construido más infraestructura para atender el crecimiento del mercado turístico, como la ampliación del aeropuerto y una nueva terminal para cruceros.

Más sobre el tema en CityLab (en inglés)

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: