Google Flights y un modelo de negocios en cambio

google flights

Una de las formas más tradicionales de monetización por parte de los metabuscadores es recibir una comisión por generar leads: básicamente, enviar vía clics a consumidores que terminan realizando compras en otro sitio. Por ejemplo, un metabuscador puede enviar un usuario que compra un vuelo o reserva noches en un hotel. A cambio de ayudar a generar la venta el metabuscador recibe un pequeño porcentaje o valor fijo.

Pero Google decidió recientemente dejar de cobrar los leads para el tráfico que genera hacia terceros sitios desde Google Flights. Es una decisión que seguramente para Google no es demasiado significativa en términos de ingresos, pero que para el resto de los metabuscadores implica que una forma de monetización terminará siendo dejada de lado.

Lo interesante es que Google deja de lado los leads para los vuelos, pero no lo hace en la parte de hoteles. En ese rubro la facturación por el tráfico enviado si es significativa, y sigue un patrón bastante usual en la industria de los viajes en los últimos años. La hotelería, mucho más fragmentada en propiedad y mucha competencia es un terreno mucho más rentable para los metabuscadores que las aerolíneas. Incluso muchas veces los pasajes aéreos a buen precio son una forma de atraer usuarios y tentarlos con comprar otros productos con mayor margen, como noches de hoteles, tours, seguros, etc.

¿Pueden estar acciones de Google terminar en problemas legales con respecto a las legislaciones antimonopolio? La empresa tiene varios frentes abiertos, en particular en Europa. En todo caso, es interesante que los leads sean abandonados en vuelos, pero en hoteles no haya mayor intención de seguir ese camino.

Más sobre el tema en Phocus Wire (en inglés)