Google y el dominio del mercado online de viajes

Desde hace varios años se puede apreciar como Google ha ido tomando cada vez más ventaja frente a otras grandes compañías de Internet -Facebook y Apple, en particular- en el posicionamiento online para el mercado de viajes. Ya a principios de 2017 analizamos como iba ganando espacio en el tema de las reservas hechas en Internet, un segmento antes dominado por empresas y metabuscadores como Expedia, Kayak o TripAdvisor.

El año pasado Google tomó la decisión de concentrar todas sus operaciones sobre viajes en su portal vertical Google Travel. Dio de baja su app Trips, y comenzó a integrar cada vez más funcionalidades. En estas semanas las novedades estuvieron concentradas sobre todo en el tema hoteles.

No es casual que Google quiera crecer en este segmento. Debido a su gran atomización y competencia, el mercado de hoteles brinda comisiones mucho más interesantes que el segmento de aerolíneas, que buscan vender de manera directa y en muchos casos ya ni siquiera pagan comisión alguna a terceros. Por ahora Google opera como un metabuscador y envía leads a las agencias online, que además gastan mucho dinero en publicidad en el buscador y sus propiedades verticales.

Los cambios que comenzaron a aparecer en Google Travel, por ahora limitados a una cierta cantidad de destinos, busca automatizar el proceso de sugerencias de lugares donde viajar. Por ejemplo, de acuerdo a la época del año en que queremos viajar, nos mostrará destinos donde los precios son más bajos, o dónde el volumen de turistas es menor al resto del año. También habrá sugerencias basadas en el clima. Y, por supuesto, se van a tomar en cuenta nuestras búsquedas y estadías anteriores a la hora de ver nuestras preferencias en hotelería.

Todas esas opciones van a estar agrupadas en tres secciones. “Where to stay” tendrá las recomendaciones de hotelería. “When to visit” se concentrará en temas como clima y afluencia de visitantes. Y “What you’ll pay” se dedicará al tema precios y cuando pagarían menos por visitar un destino.

Por ahora las novedades están disponibles en inglés y en algunos mercados, pero ya irán llegando al resto de idiomas y países. Para Google esta estrategia le permite combinar dos de sus activos: la información que recolecta de la Web más la enorme cantidad de datos que ha acumulado de los usuarios. De hecho, cuando entran a Google Travel, debajo de la zona de búsquedas, van a encontrar su listado de viajes. Y si son usuarios de Google Maps, seguro a fin de año recibieron su reporte de viajes de 2019 -ok, ya tendría que haber hablado de ese tema, pero tuve un complejo arranque de año :( Damos unos días de descanso a Google, mejor.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.