Islandia y el efecto low cost

A principios de junio contábamos sobre las primeras consecuencias de la quiebra de la aerolínea islandesa de bajo costo Wow. No era cualquier aerolínea. Por precios muy bajos tenía una buena cantidad de rutas hacia América del Norte y Europa, y era responsable de buena parte de las llegadas a Islandia. Su cierre está teniendo consecuencias muy importantes en el mercado turístico islandés.

Ya tenemos algunas cifras. La caída en la cantidad de pasajeros que llegaron a Islandia es del 43% en pasajeros en tránsito y 20% menos de turistas en la isla. Y ese descenso se dio prácticamente de un día para otro. Wow suspendió sus operaciones de improviso, y dejó mucha gente varada en Islandia y en sus otras rutas. Si bien ya había muchos rumores sobre la situación financiera de la compañía, no se esperaba un cierre tan rápido.

Para un país como Islandia, que crecía hace unos años a tasas superiores al 20% anual, la nueva realidad va a ser complicada. El turismo internacional representa la tercera parte del PBI, y una caída en la cantidad de turistas cercana al 20% va a traer consecuencias muy negativas sobre el producto bruto interno en general.

De acuerdo con los datos estadísticos de Statistics Iceland (el sitio está en islandés así que usen Google Transate) en junio de este año hubo 179 mil turistas contra 209 mil del mismo período de 2018.

Por supuesto que Islandia sigue teniendo conectividad aérea via Icelandair, pero esta empresa tiene tickets a precios bastante superiores a los que ofrecía Wow. Pero su salida de mercado indica que la estrategia de boletos a costo bajo y énfasis en vender extras no siempre alcanza para mantener las operaciones.

Más datos en Simple flying.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.