Google, aplicaciones y viajes, un camino errático

Allá por 2012 Google lanzó Field Trip, una aplicación destinada a consolidar contenidos sobre viajes en combinación con la geolocalización de Google Maps. Básicamente, podíamos definir un lugar sobre el mapa y aparecían fichas con artículos de lugares en la zona. La aplicación fue rediseñada un par de veces, pero como era desarrollada por la división de geolocalización de Google, que luego fue lanzada como una compañía aparte, finalmente Fieldtrip salió de la órbita de Google y quedó a cargo de esa nueva compañía, que es Niantic -efectivamente, el desarrollador de PokemonGo, Ingress y Wizards Unite. Field Trip sigue activa pero sin demasiadas novedades ya desde hace un buen tiempo.

En 2016 Google lanzó Trips, su organizador para viajes. Aquí la apuesta aparecía como una extensión de algunas pruebas hechas en Inbox, el cliente de correo experimental de Gmail, y que fue eliminado hace unos meses. Cuando recibíamos un correo a Gmail con los datos de reservas de vuelos y hoteles se creaba de manera automática una entrada en Google Trips. Y podíamos bajar una guía del lugar con sitios para visitar, recomendaciones y más. Luego se sumaron algunas funcionalidades más, como búsquedas de videos y blogs, pero no mucho más.

Contábamos hace unas semanas que Google había lanzado una nueva landing page, llamada Google Travel, para unificar sus propiedades sobre viajes. Y en ese proceso, anunció que Google Trips deja de existir como aplicación independiente y sus funcionalidades se integrarán en Travel. Eso incluye la creación automática de viajes a partir de Gmail, la búsqueda de información y demás. Y desde ya todo eso se vinculará con la posibilidad de buscar pasajes aéreos, hoteles y más, que es donde Google puede monetizar nuestro uso de su plataforma.

Como ya pasó con otros servicios de Google, muchas de sus novedades más bien son experimentos a mediano plazo. Esto es, tienen como función crear una plataforma para testear nuevas funcionalidades, y para ello necesitan de la participación de los usuarios. Pero crear contenidos para esas nuevas aplicaciones no suele tener demasiado sentido. Al fin y al cabo, si funcionan adecuadamente se terminarán integrando en las grandes plataformas de Google, como Maps, Calendar o ahora Travel. Y si no se integran en el marco de los negocios de Google, no van a tener problemas en darlas de baja, como pasó con Google Reader.

A esta altura, parece más relevante prestar atención a la manera en que los servicios de Google relacionados con viajes y que se integran dentro de Calendar, Gmail y Maps. De hecho, podemos ver como aplicaciones y servicios relacionados con viajes terminan siguiendo ese camino de experimentación y luego ser incluidos en grandes servicios. Es lo que pasó con distintas funcionalidades de Inbox, Trips y Schemer -este último, un gestor de actividades locales que competía con Foursquare, y que terminó siendo la base de Google Local Guides, hoy parte de Google Maps.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.