Hoy vamos a hacer una revisión de las principales herramientas generalistas que se pueden usar para contar tu viaje en Internet. La idea es darles un panorama muy completo, que va desde los blogs, hoy una opción tradicional y con un público asentado, hasta otras formas más novedosas ligadas con las redes sociales y nuevas maneras de crear contenidos. La idea es dedicar la entrada a las herramientas básicas de publicación para contar tu viaje, con algunas menciones a alternativas un poco más orientadas a usuarios avanzados. No es el objetivo de esta entrada hablar de plataformas exclusivamente orientadas a viajes, tipo Journi o Lonely Planet Trips, porque la idea es dedicar más adelante una entrada aparte. 

Contar tu viaje: Blogs

Arranquemos por la opción que en cierta medida inauguró la posibilidad de publicar contenidos personales por fuera de la industria editorial: los blogs. Desde hace más de 15 años estos sitios son un espacio para contar tu viaje a otros usuarios. Por su estructura, los blogs son un espacio perfecto para los contenidos elaborados, que combinen historias en texto con fotos, videos, mapas y más. A pesar de las muchas predicciones sobre la muerte de los blogs, todavía siguen ahí, y son una excelente fuente de información especializada sobre destinos.

El gran desafío de los blogs es simple: mantenerlos. La mayoría de ellos desaparece en poco tiempo por la falta de actualizaciones. Y tener una rutina de actualizaciones no es un blog no es algo sencillo. Hay que pensar temas nuevos todas las semanas; dedicar varias horas a la escritura y armado de la entrada; moderar los comentarios; cuidar de los aspectos técnicos para que funcione correctamente y cargue rápido; vigilar su posicionamiento en Google; crear buen material gráfico; y más. La carga de trabajo es importante, realmente. Hay que tener muchas ganas y entusiasmo para seguir adelante en esto de contar tu viaje.

Otro punto es que el blog es, por estructura, un producto que se mantiene desde una computadora, aún cuando sea posible de manera circunstancial publicar desde un móvil. Muchos usuarios más jóvenes seguramente prefieren plataformas más amigables con los celulares.

A eso hay que sumar que posicionar hoy un blog en los buscadores como Google puede tomar de dos a tres años de trabajo paciente y continuo. Las redes sociales parecen brindar formas más rápidas de alcanzar visibilidad, pero tienen sus riesgos, como veremos más adelante. Es comprensible que muchos se desanimen y busquen otras estrategias a la hora de contar tu viaje. Pero siempre es importante, en el caso de que te interese tener un nombre en el mercado de las publicaciones sobre viajes, tener un sitio propio, que no dependa de las cambiantes reglas de las redes sociales. Y que sea un espacio para mostrar tus diferentes habilidades, desde escribir hasta tomar fotos o publicar videos.

Por su audiencia, generalmente conformada por personas que viajan de manera frecuente pero no tan masivo y más de nicho, los blogs son una excelente plataforma para promover e instalar destinos emergentes. Esto es, destinos que ya tienen capacidad de recibir más turistas, pero que aún no han logrado instalarse como una opción obligada para muchos viajeros.

La clave en los blogs: escribir sobre experiencias propias, pero sumar información útil y buen material gráfico. Desde ya hay que buscar el toque personal, pero eso se suele dar más en la selección de temas que en las opiniones en sí. Hay que ser constantes; hay que publicar periódicamente. Si nuestro blog queda inactivo por un tiempo, eso lo perjudicará en el posicionamiento en los buscadores. Siempre hay que escribir sobre cosas que nos interesan, y hacerlo de manera regular. Para ello, sirve, por ejemplo, hacer un listado de ideas de entradas futuras en algún gestor de tareas -yo, por ejemplo uso Trello tanto para organizar las entradas del blog como para los viajes. Podemos recurrir a este listado cuando nos quedemos sin nuevas ideas. También me sirve mucho guardar listados de noticias en Pocket

A la hora de publicar en blogs, las alternativas más populares en la actualidad son WordPress.com, Medium y Tumblr. En todos los casos, se tratan de servicios Web que alojan nuestros blogs. Si prefieren tener su propio hosting, en ese caso pueden instalar WordPress. Se trata de una alternativa muy completa, y que además permite guardar todas las publicaciones en una base de datos propia. Lo que no es poca cosa si tenemos en cuenta que al publicar en cualquier red social les damos permiso para que usen esos contenidos para otros objetivos, o que incluso eliminen nuestras publicaciones sin aviso previo.

Contar tu viaje: Instagram

Es más que sabido que en los últimos años las redes sociales han ganado mucho espacio a la hora de establecerse como una de las principales alternativas para las publicaciones sobre viajes y turismo. Hoy seguramente la opción más popular es Instagram, gracias a la focalización en la imagen y la instantaneidad que brinda su plataforma. Hay varios puntos a favor de Instagram: es muy fácil publicar allí; su comunidad es muy activa a la hora de comentar y hacer likes; y no hay que preocuparse por los aspectos técnicos. Se le puede sumar que la publicación pasa por completo por los celulares, algo que convierte a esta plataforma en un medio muy útil para dar a conocer actualizaciones mientras estamos de viaje. Pero todas esas ventajas también tienen sus lados no tan convenientes. Como publicar es muy sencillo, la diferencia entre los usuarios se concentra en tener más visibilidad dentro de la plataforma. Para decirlo de manera simple, el objetivo es tener más seguidores, lograr más likes y comentarios, y llegar cuantas veces sea posible a la sección de Explore. Es una carrera sin fin, claro, en la búsqueda de mayor popularidad.

Instagram Stories

Desgraciadamente muchos optan por la salida fácil, como comprar seguidores, comentarios y likes. Eso le está quitando bastante relevancia a Instagram, ya que obliga a las agencias de marketing a estar revisando de manera muy cuidadosa los perfiles para determinar su verdadero valor a la hora de publicar contenidos. 

El tema de la renovación de contenidos es aún más exigente en las Instagram Stories, donde las publicaciones se borran en 24 horas. La necesidad de nuevo material es incesante, e implica un trabajo continuo si realmente queremos tener una buena comunidad en Instagram. Por ello, la mayor parte de los usuarios optan por concentrar sus Stories en la vida cotidiana, que es donde pueden encontrar material de manera permanente. Si estamos de viaje no es tan complicado; pero si estamos en un período entre viajes en nuestro lugar de residencia hay que pensar otras estrategias.

Un punto clave con Instagram: dependemos siempre de sus políticas de visibilidad, que ya cambió tiempo atrás el muro ordenado cronológicamente por otro determinado por un algoritmo. La manera en que nos muestra las fotos está definida, en teoría, por nuestros intereses, usuarios más cercanos, y otros ítems. Este cambio hizo bastante complicado a los usuarios más nuevos lograr crecer en seguidores. Pero le da a Instagram mucha más facilidad para manejar la publicidad en el muro. Y nadie sabe bien como evolucionará el tema de la visibilidad en Instagram en los próximos meses; lo peor que puede pasar es que, como en Facebook, cada vez sea más necesario comprar publicidad para llegar a más usuarios.

Claves en Instagram: material gráficamente interesante, foco en elementos cotidianos, publicar todos los días y tener una mirada personal sobre los viajes. El muro puede estar más orientado a las fotos estéticamente más elaboradas, mientras las Stories son para la vida cotidiana y la conexión más emocional con los seguidores. A eso hay que sumar el comentar y participar de conversaciones de otros usuarios, para tener mñas visibilidad en la comunidad. No hay tanto espacio para la información como en los blogs, pero tampoco hay que limitarse a contar sobre “lo bien que la están pasando” en un viaje. Es importante compartir experiencias relevantes con nuestros contactos, y que los inspiren a viajar y visitar esos lugares. Ahora, si lo que quieren es simplemente publicar sus fotos para un público pequeño de amigos y contactos, en ese caso Instagram también es una plataforma muy conveniente y fácil de usar, incluso si optan por tener un perfil privado.

Contar tu viaje: Otras opciones en redes sociales

Si queremos llegar sólo a nuestro círculo de amigos, Facebook conserva su utilidad. Hay que trabajar un poco en organizar los grupos de contactos, eso sí. Pero una vez que tenemos bien segmentados los grupos -familia, amigos, contactos profesionales, etc- es una alternativa interesante para contenido dirigido a ciertos grupos. Si nos interesa llegar a más gente a la hora de contar tu viaje, desgraciadamente Facebook ya no es más una alternativa, en tanto las páginas públicas tienen un alcance muy limitado. O, en todo caso, es una alternativa si estamos dispuestos a invertir en comprar publicidad para darle más visibilidad a nuestras publicaciones. 

Twitter es otra red importante, en tanto permite actualizaciones rápidas, con fotos y videos. Aunque su alcance es menor que al de Instagram, es más útil para comentarios, contenidos noticiosos y publicaciones centradas en el texto. 

Otra posibilidad es Snapchat. Su interfaz fue copiada casi por completo por Instagram, pero su comunidad es mucho menor. Si ya tienen muchos seguidores allí o a sus amigos les gusta, en ese caso valdrá la pena. Si tienen que construir su comunidad de cero no es la mejor opción, porque en los últimos meses su crecimiento se frenó mucho.

Por cierto, también pueden crear historias en otras plataformas, como Facebook Messenger y WhatsApp, pero dependerá de la cantidad de contactos que tengan allí para saber si vale la pena. En particular, me resulta muy útil Telegram, donde hay un grupo de Blog de Viajes concentrado en las actualizaciones del blog en tiempo real.

Contar tu viaje: Plataformas orientadas a recomendaciones

Pero las publicaciones no se limitan a las redes sociales. Una manera de compartir conocimientos e información sobre viajes se dan en las plataformas orientadas a recomendaciones. Allí hay varias alternativas. En gastronomía una de las más populares es Yelp. De manera más generalista, pueden aportar a servicios como Foursquare y Google Local Guides, que listan todo tipo de emprendimientos comerciales y atracciones turísticas. En el caso de Google Local Guides las publicaciones se hacen directamente a través de Google Maps, y hay diversas recompensas a medida que pasan los niveles. Facebook está implementando un servicio similar de recomendaciones, por ahora menos desarrollado que el de Google.

Contar tu viaje: podcasts

Una de las plataformas que han vuelto a crecer son los podcasts, como éste que están escuchando. Nosotros adoptamos un esquema de programas que se concentran en audioguías de viaje y programas dedicados a tendencias, pero también pueden usar los podcasts para contar su experiencia de viaje. Hay varias plataformas muy interesantes para ello. Una buena opción es Anchor desde el móvil, que permite crear una estación de radio con segmentos cortos de audio, y que permite grabar llamados e insertar canciones vía Spotify. Spreaker y Mixlr permiten transmitir en vivo por tiempos determinados de alrededor de 30 minutos.  Otra novedad para el mercado de audio viene por el lado de Facebook. Desde un móvil pueden usar Facebook Live Audio, que permite transmitir voz en vivo desde donde nos encontremos. Simplemente van a la opción de video en vivo en la aplicación para iOS o Android; en la esquina derecha hay un botón para más opciones, y allí está el audio en vivo. No encontré esa opción en la versión de Facebook para escritorio, habrá que investigar un poco más.

Anchor.fm

Contar tu viaje: video en vivo

Por el lado del video en vivo, las alternativas son Facebook Live, disponible desde el año pasado, y Periscope, que funciona sobre la plataforma de Twitter. Instagram también permite emitir video en vivo, pero la transmisión deja de estar disponible 24 horas después de concluido el video en vivo. Aunque se puede hacer una copia de respaldo y luego subirla a otra plataforma. Youtube también tiene la opción de transmitir en vivo. En este caso es importante tener verificada la cuenta, porque de otra manera sólo nos permitirá emitir videos en vivo por 15 minutos. 

Salvo Instagram, donde reina el video en formato vertical, en el resto de las plataformas lo usual son los videos apaisados.

El video en vivo es una alternativa para contar las alternativas del viaje y actualizar rápidamente nuestros perfiles en las redes sociales. Lo malo: a veces la conectividad a Internet en los viajes no es demasiado buena, y no siempre se pueden hacer transmisiones de video en vivo.

Cierre

¿Usan alguna plataforma de la que no hablé en la entrada? ¿Tuvieron experiencias buenas / malas con alguna de las herramientas de publicación orientadas a contenidos? Pueden dejar sus impresiones en los comentarios.

Anuncios