Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

Lima: una guía para tu primera visita a la ciudad

Lima no parece una ciudad sencilla de conocer. En la primera visita seguramente notarán que no es simple circular por ella. Mucho tráfico y un complicado sistema de transporte público con combis y buses son algunos de los inconvenientes. Hay una línea de metro en funcionamiento, pero no atraviesa zonas visitadas por los turistas -y la línea 2 está en construcción por ahora. Si les interesa conocer más sobre el transporte en Lima también pueden chequear mi guía de transporte por la ciudad.

Pero esa esa impresión de “ciudad difícil de conocer” pronto va a quedar atrás, a medida que nos movamos más por sus calles. Aunque en esa primera visita más bien nos arreglemos con taxis y Uber, no hay que dejar de recorrer Lima. Tenemos que tomarnos el tiempo, seguir el ritmo a la ciudad y descubrir su gran patrimonio histórico y cultural, su fascinante gastronomía y su notable acceso al mar, único entre las capitales sudamericanas.

Uno de los puntos que más caracteriza a Lima es su gastronomía. La oferta culinaria es abrumadora, a medida que la comida peruana se ha posicionado como una de las más importantes del mundo. Lima es el centro de la llamada comida criolla, pero como principal centro urbano del país van a poder probar todo tipo de platos de la sierra y la selva. SI van por algunos de las opciones más conocidas en el exterior, relacionada con los productos de mar, hallarán muchos excelentes restaurantes ligados con productos como el ceviche, el tiradito y otras combinaciones de pescado, limón y ají. El uso del pescado crudo muestra algunas de las influencias de la comida asiática en la gastronomía peruana, y ese es sólo el comienzo. Los restaurantes más populares de la ciudad, por precio y presencia, son los chifas. Es comida china que a lo largo de las décadas ha ido adaptando su oferta a los productos y gustos peruanos. No olviden combinar su chifa con la gaseosa más popular del país, la Inka Cola. Hay restaurantes de todos los precios, por cierto. Desde menués por 10 soles o menos en las zonas del Cercado de Lima hasta restaurantes que aparecen entre los mejores de América Latina en la zonas de Miraflores y San Isidro, y que tienen precios internacionales.

Plaza de Armas, Lima

Transporte hacia y en Lima

Llegar a Lima es muy sencillo para quienes vivimos en esta parte del mundo. Hay una amplia conectividad aérea desde todas las capitales de la región. El aeropuerto Jorge Chávez se transformó en los últimos años en uno de los más relevantes de la región, con gran cantidad de vuelos todos los días. Desde Argentina, por ejemplo, hay vuelos directos desde Buenos Aires, Mendoza, Salta, Rosario y Córdoba. Además hay muchas opciones con escala en Santiago de Chile e incluso San Pablo.

Técnicamente el aeropuerto de Lima se encuentra en El Callao, que es una división administrativa diferente a la de Lima, pero que se encuentra por completo integrado al núcleo urbano de la ciudad. En El Callao, además, se encuentra el puerto más importante de Perú. Apenas llegamos al aeropuerto, vamos a encontrar una serie de lugares con taxis y remises. Hay carteles que indican claramente las tarifas de los viajes. Hay que tener en cuenta que las zonas más visitadas por los turistas, como Miraflores o Barranco, se encuentran bastante lejos del aeropuerto, así que es un viaje de una hora o más, en particular si llegamos en los momentos con más tráfico. Los precios son superiores a los taxis de la calle, pero eso tiene explicación.

La mayor parte de los taxis en Lima no son legales; esto es, no están inscriptos en ningún registro. Los precios se pactan previamente antes de subir, porque no tienen ningún reloj o taxímetro para medir el valor del viaje por la distancia. Los valores de los viajes son muy económicos, pero la desventaja es bastante obvia: son poco seguros y muchos limeños han tenido sus problemas con robos. Por lo tanto, no parece ser una buena alternativa para salir del aeropuerto con todas las cosas. Hay también otros servicios de taxis que se pueden llamar por teléfono, o incluso Uber, que funciona sin mayores problemas en Lima -claro, no compite por precio los taxis de la calle, así que su presencia no genera demasiada preocupación.

Lima

Lima

Está prevista la construcción de un metro que en los próximos años unirá el aeropuerto con otras zonas de la ciudad. Pero al menos por ahora las formas de conexión de la ciudad pasan por el transporte privado. La mayor parte de los buses que recorren Lima son muy pequeños. Son las llamadas “combis”. Es un servicio brindado por empresas privadas con regulación del Estado, pero que funcionan de manera muy difícil de comprender para los turistas, sin una guía que permita entender rápidamente sus rutas. Por lo tanto, tampoco son una buena alternativa para los recién llegados. En todo caso, y si tienen poco equipaje, pueden llegar hasta algunos de los paraderos de buses en los alrededores del aeropuerto para chequear cómo viajar hacia otras zonas. En los últimos años han comenzado a aparecer algunas líneas, manejadas por la comuna de Lima, con micros de mayor tamaño y horarios más previsibles, una tendencia que esperemos siga en los próximos años.

En cuanto al clima, Lima es una ciudad con menos variaciones de temperatura que otras capitales de la región. No llueve en todo el año. Tiene un verano que no supera demasiado los 30 grados, aunque con una humedad ambiente que a veces es un poco bochornosa. El invierno no es demasiado frío, así que tampoco deberán llevar tanto abrigo.

Uno de los puntos más particulares de Lima: su cielo suele estar nublado. Muy nublado. La impresión, apenas llegamos, es que está a punto de comenzar a llover. Pero en Lima apenas si llueve cada tanto. Así que no se preocupen demasiado por el color del cielo.

Qué visitar en Lima

A la hora de elegir una zona donde quedarse en Lima, la zona clásica donde se quedan los turistas es Miraflores. Es el distrito de la ciudad con mayor oferta hotelera, además de tener muchos espacios gastronómicos y de diversión. Su centro geográfico se encuentra en el Parque Kennedy, rodeado de muchos comercios y opciones de transporte. Desde allí pueden caminar algunas cuadras hacia el mar, y encontrarse con la llamada Costa Verde, el malecón que se viene desarrollando hace muchos años en al ciudad, y el centro comercial Larcomar. En el mismo estilo, pero más orientado hacia los servicios financieros y bancos, está el distrito de San Isidro, que desde hace años viene creciendo de manera muy importante en cuanto a oferta hotelera y de gastronomía.

Jirón de la Unión, Lima

Jirón de la Unión, Lima

La zona más interesante en cuanto a arquitectura y oferta de diversión nocturna es Barranco, un distrito al que se puede llegar fácilmente desde Miraflores. Aún conserva muchas casas tradicionales, en particular en la zona que se encuentra cerca del Puente de los Suspiros. Esa parte tiene muchos bares y restaurantes, y es una muy buena elección para recorrer durante la noche. Pueden llegar hasta el mirador que sale al mar, o simplemente pasear en la zona de bares. Desde ya se puede recorrer este distrito durante el día, ya que además hay muy oferta gastronómica.

El centro histórico de la ciudad es conocido habitualmente como el Cercado de Lima. Allí se encuentra la Plaza de Armas y la casa de gobierno, además de muchos de los edificios más importantes de la ciudad. No es un lugar demasiado seguro por la noche, y por lo tanto no es la mejor opción para buscar alojamiento. Pero desde ya hay que visitarlo durante el día, en tanto sus calles tienen una enorme actividad diurna. Uno de los recorridos más tradicionales es el Jirón de la Unión, una calle peatonal que une la Plaza de Armas con la Plaza San Martín. Es un espacio donde van a encontrar muchos bares tradicionales y una actividad comercial bastante intensa.

En El Callao, además del aeropuerto, hay zona muy turística en la llamada Punta del Callao, con muchas casas que conservan su estilo ligado con lo portuario. Además hay gran cantidad de lugares para comer y acceso a las playas de la zona.

Aunque Lima se encuentra en un valle más bien desértico, la mayor parte del departamento de Lima es montañoso. Si les interesa, hay muchos tours desde la ciudad hacia zonas como Lunahuaná, por ejemplo. Allí se pueden practicar distintos deportes relacionados con la navegación por rápidos, además de conocer la gastronomía local. Si los que les interesa es visitar además centros arqueológicos, una muy buena oportunidad es llegar hasta Caral, uno de los asentamientos urbanos más antiguos del continente. Caral está a 120 kilómetros de Lima, pero hay muchas ofertas de tours por parte de agencias locales.

Para quienes van hacia Cusco

Para aquellos que llegan a Perú desde el exterior sobre todo para conocer ciudades como Cusco y visitar Machu Picchu, es muy probable que deban hacer una escala en Lima, debido a que es la ciudad donde suelen llegar los vuelos internacionales. Por ello, es una buena alternativa quedarse dos o tres días en la ciudad, y aprovechar para conocer sus distritos y la impresionante oferta comercial y gastronómica que se viene desarrollando. Desde Lima hasta Cusco hay menos de una hora y media de vuelo, aunque las conexiones por tierra, debido al carácter montañoso de buena parte del país, no son tan sencillas. Un viaje de ese tipo toma 24 horas. Básicamente, ir entre ambas ciudades en micro no es la mejor opción. Desde Lima, además, tienen vuelos hacia todos los puntos turísticos importantes del país.

Anuncios
Suscribete a TravelMonday, el newsletter semanal de Blog de Viajes
Todos los lunes, las tendencias del mercado de viajes más el nuevo contenido del blog

próximo puesto

Atrás puesto

Ya comentaste?

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén