Mis dos primeras visitas a Machu Picchu fueron realizadas en el mes de enero. Un mes lluvioso, con muchos cambios de clima, donde no es raro que las vías de comunicación vía tren se interrumpan por las condiciones climáticas. Pero enero es mes de vacaciones en Argentina y el momento más factible para viajar. Y donde llegar a Machu Picchu en la mañana te muestra este paisaje:

Machu Picchu, enero 2005

En esta tercera visita, por fin pude llegar hasta allí en junio, algo que hace tiempo quería hacer. Las condiciones meteorológicas son muy diferentes: mucho sol, clima menos cambiante y más caluroso -a pesar de la cercanía con el invierno- y más visibilidad. Nadie anda con poncho de agua, algo muy común en enero. Ni nadie los vende en Aguas Calientes. El aspecto de Machu Picchu, en las primeras horas de la mañana, cambia bastante:

Machu Picchu, junio de 2014

Y las condiciones climáticas favorables -sol, sin lluvia- se extendieron también a la estadía en Cusco, así que realmente ésta época del año es muy recomendable para visitar Machu Picchu y Cusco.

Anuncios