Por un tema de interés, tanto personal como profesional, suelo instalar muchas aplicaciones de viaje en mis dispositivos portátiles. Así, tengo varias opciones disponibles en los teléfonos y tablets, tanto en iOS como en Android. Pero con el tiempo he encontrado un comportamiento regular en el tema: no las uso. Las aplicaciones que uso en viajes no están especialmente orientadas al mercado de turismo, pero finalmente las termino utilizando a diario, como me pasa con Twitter, Foursquare e Instagram.

Un tema puntual son las aplicaciones para generar diarios de viaje. Debo reconocer que algunas de ellas están muy bien, como el caso de Trip Journal. No sólo genera las entradas, las geolocaliza, permite agregar fotos y videos, etc. Una especia de blog en tu dispositivo móvil. Pero no me acostumbro a tomar notas de esa manera, y finalmente opto por las libretas y las notas manuscritas o por usar servicios tipo Evernote.

apps viajes

Algo similar tengo que reconocer en el caso de las comunidades de viajeros que se pueden actualizar desde el teléfono, como el caso de Gogobot. Ni las actualizo ni las consulto. Básicamente, si quiero chequear lugares en la zona donde me encuentro, miro Foursquare, que me resulta muy útil. O pregunto en Twitter, en el caso de no hallar nada.

El problema no pasa por las aplicaciones para viajes, ya que muchas de ellas están muy diseñadas y seguramente son útiles para mucha gente. Me parece que la cuestión se relaciona con el uso: al ser aplicaciones de todos los días, finalmente opciones como Twitter, Instagram y Foursquare terminan extendiendo a los viajes sus usos cotidianos. En cambio, las aplicaciones específicamente orientadas a viajes requieren que adquiramos un nuevo hábito y pasemos a registrar datos de otra manera. Al menos en mi caso no funciona, eso está claro.

Y probablemente es un punto interesante para comenzar con el desarrollo de aplicaciones que tienen como uno de sus objetivos el mercado de viajes: que también deben ofrecer utilidad e interés en la vida cotidiana que llevamos a cabo en la ciudad donde residimos.

Anuncios