Para muchos, las fronteras no son más que un trámite administrativo. Para otros, son lugares donde hay que ponerse muy nerviosos, a la espera de que nos permitan la entrada y nos sellen el pasaporte. Pero algunas fronteras son bastante particulares. En Environmental Graffitti hicieron una selección de 11 de ellas, todas marcadas por alguna razón particular.

Por un lado, las fronteras que se atraviesan a través de túneles. Una de ellas es legal -un cruce entre Alemania y Austria- pero otros dos eran clandestinos: uno cruzaba el Muro de Berlín, y otro la frontera con Estados Unidos. Luego, la frontera entre España y Marruecos en el norte de África, que consta de dos alambradas de varios metros, totalmente iluminada y militarizada para evitar la inmigración ilegal y el contrabando. Lo pueden ver bien en la imagen que abre la entrada.

También hay lugar, dentro de la selección, para las fronteras que se encuentran dentro de ciudades, por el medio del desierto o en las montañas.

Más sobre el tema en Environmental Graffitti. La nota es un tanto liviana -sobre todo por su uso del “bizarre”, pero estas fronteras sólo pueden ser comprendidas de manera un poco más interesante en el marco de complejos procesos políticos. También hay datos interesantes en la entrada en inglés de Wikipedia dedicada al tema de las fronteras.

Anuncios