No trespassing

Quienes escribimos en un blog desde hace varios años, de manera regular, hemos presenciado ya unos cuantos cambios en el mercado de publicaciones en Internet. Pero uno de ellos es muy relevante en nuestro trabajo diario: la creciente fragmentación de las plataformas de publicación. De tener uno o dos blogs pasamos a tener un blog más un número indeterminado de cuentas en múltiples servicios Web de publicación de fotos, videos, textos, geolocalización, y la lista sigue

Turistas en Ischigualasto

Hoy leía sobre el programa de promoción de Nueva Zelandia, y cómo, además de periodistas y agentes de viajes, también ahora se invita a bloggers. Es un punto interesante, ya que implica asumir que la audiencia de los blogs de viajes, finalmente, merece ser tomada en cuenta. Algo que también ya se puede ver en el crecimiento en la oferta de blogtrips y programas oficiales para bloggers en algunos países.

Maderas viejas

La semana pasada, dediqué una entrada al tema de como la industria turística está recuperando la iniciativa. Los espacios de Internet que diez años atrás permitieron el surgimiento de nuevas voces en este mercado -los blogs, los foros, las redes sociales- hoy son parte de las estrategias de las compañías. No tanto porque hayan creado sus propios sitios, blogs y foros; más bien, porque todos estos espacios les permiten seguir las tendencias del mercado de viajes en tiempo real