La competencia por el GPS y el geoposicionamiento

Los servicios de geoposicionamiento global son prestados usualmente por un sistema de satélites propiedad de Estados Unidos, originalmente lanzados con fines exclusivamente militares. Aunque para 1996, el gobierno estadounidense comenzó a permitir usos civiles del GPS, aunque los militares se siguieron reservando el acceso a las lecturas más precisas. Justamente, ese matiz militar del uso del GPS ha llevado a otros países a lanzar sistemas propios o comenzar a planificarlos, como los casos de China y Rusia.

Los GPS se hacen sociales

Era un movimiento bastante previsible: que los GPS agregaran funcionalidades de integración a los medios sociales en Internet. Conectarse a redes sociales, permitir enviar avisos, instalar aplicaciones de terceros. Un…