Desde 2004, y hasta el presente, he publicado fotos en Flickr. Mi elección, a la hora de las licencias, fue elegir Creative Commons Attribution como forma de clasificar mis imágenes. Esto significa que cualquiera puede usar mis fotos siempre y cuando reconozca mi autoría. Debido a ello, debo reconocer que he visto mis imágenes reproducidas en muchos sitios, y debido a ello mi página de Flickr y mi blog han sido enlazados muchas veces. Si bien es cierto que en los últimos dos años cada vez uso menos Flickr -para publicar las fotos día a día opté hace tiempo por Instagram- todavía hay allí un número considerable de imágenes que he subido, y cada tanto agrego un álbum nuevo.

Interesante, aunque un tanto sesgada, nota en The Guardian sobre usuarios que han transformado a Instagram y las fotos que publican en sus cuentas en un medio de vida. Básicamente, se trata de usuarios con muchos seguidores -de cien mil a 1,2 millones- y que publican fotos muy buenas, y que pasan a participar de campañas de marketing de destinos.