La pirámide

A la pregunta «¿cuánto gastaré por día en la ciudad XXX?» mi respuesta es bastante sencilla: lo que tengas en los bolsillos y la tarjeta de crédito. Es imposible prever gastos diarios cuando no se conoce los gustos e intereses de los demás. Así que esta entrada les cuenta algunos costos puntuales de París como para que lo tengan en cuenta a la hora de pensar en el presupuesto.

Puente sisto

Coliseo, Foro Romano, Trastevere, Fontana Di Trevi, Piazza Spagna, Panteón, Piazza Navona, Vaticano (que, ya sé, no es parte política de Roma pero si es parte turística). 72 horas en Roma que fueron el recorrido de un turista que pisa por primera vez la capital italiana. Así que en esa clave hay que leer esta entrada: fue, básicamente, una puesta al día de aquello que se debe conocer, aunque obviamente me quedaron muchos lugares que se deben conocer sin visitar -ustedes, seguramente, pueden señalas varios de ellos. Es, entonces, una experiencia turística, que se convierte en significativa desde lo personal pero puede ser superficial si lo comparamos con la experiencia de Roma de muchos otros visitantes.

La salida de la estación de trenes

Salir de la estación de trenes de Santa Lucía, en Venecia, es recibir literalmente un cachetazo: de golpe, como ven en la foto que se encuentra sobre este párrafo, todo lo que hay por delante es un canal tras otro, y hay que comenzar a pensar en el transporte en término de vaporettos, las lancha colectivo que recorren la ciudad. En nuestro caso, teníamos que ir hacia Dorsoduro, que nuestro hotel marcaba como dirección. Unas horas después sabríamos que en realidad Dorsoduro no es una calle, es el nombre de todo el barrio o sestiere.

Graslei

Mientras por estos lados del mundo amanece, y Gante se encuentra en medio de una niebla bastante abundante, resumo rápidamente algunos de los puntos del día 5 de viaje, que fue bastante movido. Una vez que dejamos Giethoorn, tuvimos varias horas de viaje con conexiones en varios medios de transporte. Tras tomar el bus 70 hasta Steenwijk, fuimos en tren hasta Rotterdam, y allí a Mechelen (se lo puede encontrar como Malinas en español) y luego, finalmente, a Gante (o Gent para los locales, o Ghent en su versión en inglés). Allí tomamos el tranvía (Tram) 1 hasta el centro de la ciudad, en la zona de Graslei -que es la que ven en la foto que abre la entrada-, en donde se encuentra el hotel Marriott donde estamos alojados.