Google y Facebook, chau a los newsletters

Google y Facebook cerraron sus servicios de creación de newsletters.

Algún tiempo atrás escribí en este blog sobre la competencia por el mercado de newsletters entre Substack y Revue, que había sido comprada por Twitter. Con el correr de los meses quedó bastante claro que Twitter todavía está viendo donde ubicar a Revue; hace poco lo incorporaron dentro de una zona llaada Twitter Write, donde también esta Notes, la herramienta para producir artículos más largos. Pero todo eso sigue en beta y muchas funcionalidades no son públicas, así que habrá que esperar un poco más para ver si finalmente Twitter acierta con su estrategia.

Pero esta entrada en realidad está más dirigida hacia otro punto: cómo las grandes empresas del sector crearon herramientas para el desarrollo de newsletters, y ahora lentamente las están abandonando.

Google y Facebook: adiós a los newsletters

La primera fue Google. Durante 3 meses tuvieron en beta un servicio de creación de newsletters. Su nombre era Museletter, y era una idea interesante. Básicamente se gestionaba desde Google Drive, y permitía crear newsletters de la misma forma en que generamos documentos en Docs. Eso simplificaba el manejo y almacenamiento de los envíos en una interfaz que muchos de nosotros utilizamos todos los días. Por desgracia el servicio ni siquiera salió de beta, y lo cerraron sin dar mayores explicaciones.

Y esta semana Facebook decidió cerrar Bulletin, su servicio de newsletters, que solo estaba operativo en Estados Unidos y no abierto para todos. La idea era bastante similar a la de Substack: crear un servicio de newsletters que se financiaran por suscripciones pagas. Habían contratado a personalidades como Malcolm Gladwell y Malala Yousafzai para promocionar el servicio, pero está claro que los números obtenidos no fueron muy satisfactorios. El servicio va a dejar de estar operativo a comienzos del año que viene.

Bulletin era parte de la iniciativa de Meta ligada con desarrollar productos orientados a creadores de contenidos. En ese marco también habían lanzado opciones de monetización ligadas a videos y otros tipos de publicaciones en Facebook e Instagram.Todo eso sigue en pie, pero la pregunta es por cuánto tiempo. Ya Meta sacó el pie del acelerador en el tema podcasts, y luego de algunos anuncios el año pasado no hubo mayores novedades sobre productos. Todo parece indicar que la idea de extender la monetización de podcasts como parte de la oferta para creadores de contenidos está freezada.

El abandono de Google y Facebook del mercado de newsletters deja en claro que, al menos para las grandes empresas, el mercado de creadores de contenidos no tiene la suficiente escala económica como para dedicarle recursos. Esto abre un espacio interesante para las compañías medianas, como Substack en newsletters, que pueden monetizar mejor ese mercado. O para Spotify en el caso de los podcasts, aunque en este punto, y luego de ver lo que pasó en Argentina en los últimos meses, más bien deberíamos ser muy cautelosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.