Cancelaciones y demoras para todos

Un verano (en el Norte) complicado para la industria aérea.

Si entran a la sección de vuelos demorados y cancelados de FlightAware, van a encontrar números que dejan en claro el estado muy complicado de la industria aeronáutica en estas semanas. En particular se puede ver como en Estados Unidos y China hay aeropuertos con 20 a 40% de vuelos con demoras, y del 5 al 15% de cancelaciones. Son cifras demasiado altas para un sector que antes de la pandemia cancelaba en promedio no mucho más del 1% de los vuelos diarios.

Hay muchas razones para analizar y comprender porqué llegamos a la actual situación de cancelaciones masivas. El más evidente es que muchos vuelos no pueden cumplirse porque las aerolíneas tienen mucho menos personal que antes de la pandemia. Tras la caída en la cantidad de pasajeros de más del 70% en pocos meses, en países como Estados Unidos compañías como Delta y American despidieron a por lo menos el 30% de su personal. La recuperación posterior se dio más rápido de lo esperado. En general, la mayoría esperaba que recién para 2024 llegaríamos a cifras prepandemia. Pero en Estados Unidos al menos eso se adelantó a comienzos de este.

Photo by Pixabay on Pexels.com

A eso hay que sumar que las aerolíneas redujeron su flota de aviones. Retiraron los más antiguos, vendieron algunos, cancelaron el leasing de otros. Volver a comprar aviones no es tan simple. Las empresas del sector, como Boeing y Airbus, trabajan con pedidos hechos con años de antelación. No es tan sencillo hacer crecer una flota.

Si bien muchas de las cancelaciones se dan dentro de Estados Unidos, también hay muchos problemas con los vuelos internacionales que salen de ese país. Al menos en el caso de Argentina hubo un número infrecuente de cancelaciones, y seguramente algo similar se puede ver en otros países de América Latina.

Lo que muchos dan por descontado es que este verano en el Norte va a seguir con esta línea de cancelaciones y demoras muy por encima de los promedios previos de la industria. Y que la mejora en las operaciones recién comenzará a darse a partir de los últimos meses de este año. También es probable que, tras las malas experiencias de este año, las empresas sean más realistas con sus posibilidades y reduzcan la oferta de vuelos a algunos destinos para poder cumplir con la venta de pasajes. Algo así, de todos modos, no sería una novedad simpática para los usuarios, porque una menor oferta casi seguramente se trasladaría a los precios de los pasajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.