Motorola G51
Motorola G51

Uno de los puntos más interesantes en los teléfonos de gama media en los últimos años es que muchos incorporan una serie de características antes limitadas a los premium. Por ejemplo, varias cámaras con resoluciones de más de 48 megapíxeles; baterías de más de 4000mAh; y pantallas muy amplias, de más de 6 pulgadas. El Motorola G51 es un ejemplo de esta tendencia de agregar funcionalidades premium dentro de una oferta que tiene un precio muy razonable, y que se ubica a una buena distancia de los valores de los modelos de gama alta.

Y hay una novedad interesante: el Motorola G51 incluye conectividad a redes 5G, algo bastante poco frecuente por ahora en móviles de precio no tan alto. Es cierto que en la mayoría de los países de América Latina estas redes recién comienzan a instalarse o están en prueba, pero es de esperar que en los próximos tres años tengan un gran desarrollo y alcancen un gran número de usuarios. Así que cada vez vamos a ver más de este tipo de conectividad en los teléfonos, y el G51 es una oportunidad para estar entre los primeros en acceder en la región.

La batería es de 5000mAh, algo que ya aparece casi como un estándar. En condiciones normales de uso dura todo el día. El sensor de huellas digitales está del lado derecho, algo usual en los modelos más nuevos de Motorola -antes sólía estar colocado en la parte posterior, debajo del logo.

En tanto modelo que apunta a combinar un uso cotidiano intenso y precio no tan alto, cuenta con 4GB de memoria RAM y 128GB de almanamiento interno, que se puede expandir con memorias microSD. En general los teléfonos gama media están dentro de ese rango de memoria RAM y almacenamiento.

Foto y video

En la parte de fotografía el G51 tiene resultados más que aceptables para un gama media. El HDR a veces aparece un poco exagerado, pero maneja los colores sin saturarlos de manera excesiva. Es, como se puede ver en las fotos, bastante sensible al tema luz. Con un día nublado no maneja tan bien las sombras, pero en condiciones más soleadas tiene muy buenos resultados.

La cámara principal es de 50mp, una resolución infrecuente en este tipo de modelos. A eso se suma una ultrawide de 8mp y otra de 2mp para las funciones macro. Tiene HDR (las fotos de arriba lo usan). La cámara delantera es de 13mp, y cuenta con un modo wide orientado a tomar selfies grupales.

El video tiene puntos a favor y en contra. Empecemos por las limitaciones: filma a un máximo de 1080p a 30fps. Nada de 60fps o de 4K. Pero es la resolución estándar que mucha gente usa para sus videos, posiblemente la mayoría de los usuarios ni lo note.

Puntos a favor. Tiene modo doble captura -puede filmar al mismo tiempo con las dos cámaras a pantalla partida. Tiene gran angular tipo las cámaras de acción. Y el estabilizador hace un muy buen trabajo -aunque sólo está disponible para la cámara trasera. Debajo dos ejemplos breves. Uno tomado desde el tren y el segundo a mano alzada.

https://youtu.be/H9gfqsKW8Ak

Y otro video, pero ahora filmado a mano alzada. El estabilizado hace un buen trabajo. Más allá de las inevitables oscilaciones, no hay vibración y el video sale bastante prolijo.

https://youtu.be/a2sBrPc3Fbo

Conclusiones

El Motorola G51 es un muy buen teléfono para usos diarios y para fotografía. El agregado del 5G no hace mucha diferencia en tanto estas redes aún no están disponibles de manera masiva, pero brinda por otro lado una cámara con gran resolución y estabilización para los videos. A mí en lo particular me hubiera gustado un cargador más rápido como los que Motorola agregó al G60s, algo que supongo también incluirán las futuras generaciones de los gama media de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.