Es uno de los gráficos a mirar en estos días complicados. A lo largo del año el mercado turístico fue recuperándose de manera sostenida. Aunque en algunas regiones lo hizo por debajo de las expectativas y hay algunos retrocesos puntuales, se puede ver una evolución bastante buena, en particular en el continente americano.

Se puede ver en el gráfico el impacto de las mayores restricciones en Asia y Oceanía, con gobiernos que buscaron minimizar al máximo la pandemia. Para ello procedieron a hacer cierres completos de fronteras, que en algunos casos recién en estas semanas han comenzado a flexibilizarse. América del Norte, por su parte, tuvo la política más abierta durante la crisis del covid-19, y América del Sur y Europa levantaron restricciones en los últimos meses.

La emergencia de la variante Omicron trajo una serie de problemas al mercado turístico. El regreso de las restricciones en los movimientos globales y el cierre de fronteras en algunas naciones europeas seguramente va a tener su impacto en los números finales del año. La recuperación del mercado finalmente no va a cumplir las expectativas más optimistas, pero deja abierto una perspectiva positiva para 2022.

Por ejemplo, las aerolíneas siguen sin lograr hacer cerrar sus números, pero redujeron de una manera muy significativa las pérdidas de 2020.

En cambio al sector hotelero no le fue tan bien a escala global, y 2021 fue un año francamente muy malo, sobre todo en Europa.

En vista de las dificultades con las que cierra 2021, es bastante realista estimar que 2022 va a proseguir el camino de la recuperación, pero que vamos a seguir por debajo de 2019. En particular el viaje de larga distancia y la hotelería seguirá con problemas, salvo en mercados con fuerte presencia de viajeros locales.

En inglés aquí hay un resumen un poco más largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.