Facebook, un jardín un poco menos vallado

Facebook

Facebook se destacó siempre por la política del jardín vallado. Nunca dio demasiadas herramientas para exportar las publicaciones, contactos y otros tipos de elementos relevantes para los usuarios. O, si daba alguna herramienta, esta era bastante limitada. Pero la competencia y la necesidad de seguir manteniendo el interés de los usuarios ha llevado a Facebook a revisar al menos parte de su estrategia de jardín vallado. Y esta semana se dieron algunas novedades al respecto.

Hay que reconocer un antecedente, como la posibilidad de exportar las fotos desde Facebook a Google Photos. Y ahora han extendido esas posibilidades de exportación de manera mucho más amplia: ahora podremos hacer una copia de respaldo de las publicaciones que hemos hecho en Facebook hacia Google Docs, WordPress o Blogger. Si por alguna razón nos vamos de Facebook, o si preferimos que nuestra cuenta no esté accesible públicamente, al menos podremos tener las publicaciones en terceros sitios.

person holding iphone showing social networks folder
Photo by Tracy Le Blanc on Pexels.com

El segundo punto tiene que ver con el próximo lanzamiento de una herramienta de gestión de newsletters, con la que Facebook piensa competir con Substack y Twitter. De acuerdo a las declaraciones de Mark Zuckerberg, los creadores de newsletters podrán exportar su lista de suscriptores si quieren llevarla a otra plataforma. Una novedad interesante, si tenemos en cuenta que la lista de contactos que tenemos en Facebook no es tan sencilla de exportar.

La pregunta es: ¿por qué Facebook opta por una mayor apertura de algunas de sus plataformas? Los cambios más que nada se están dando en Facebook mismo y en Messenger. De Instagram, el jardín más vallado de todos, no hay mención alguna. Por lo tanto, podemos asumir que los cambios se están dando en aquellas plataformas donde se puede dar una mayor competencia, al menos por ahora. En particular porque otras empresas como Google y Twitter ya tienen herramientas de exportación de publicaciones.

El problema, claro, es saber si este cambio de Facebook va a ser duradero o se va a dar mientas tenga competencia en determinados segmentos. Es una pregunta difícil de contestar, sobre todo porque Facebook ya ha tenido políticas destinadas a limitar ciertas formas de interacción o reducir la visibilidad orgánica. Es muy probable que no haya espacio para responder esas cuestiones por una simple razón: segmentos como newsletters y podcasts, a los que Facebook quiere entrar ahora con más agresividad, están tan fragmentados que difícilmente la compañía pueda dominarlos en el mediano plazo. Tiene competidores de peso: Twitter, Substack, Spotify, Reddit, Telegram, y la lista sigue.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.