Turismo, cierre de fronteras y listas de países permitidos

Roma turistas

Hace algunas semanas la Unión Europea reabrió sus fronteras a una lista muy acotada de países, y marcó una tendencia que están siguiendo otros destinos: países que tradicionalmente son importante emisores de turistas se quedan fuera de las listas debido a su alta cantidad de contagios. Ayer, por ejemplo, Bahamas, que reabrió sus fronteras hace 3 semanas, ya volvió a prohibir el ingreso de turistas estadounidenses debido al ascenso en la cantidad de contagios.

Estados Unidos, Rusia y Brasil, entre los países que más gastan en turismo internacional, se están quedando fuera de las listas de naciones permitidas por la gran cantidad de contagios. A medida que pasan las semanas, va quedando claro que una de las condiciones que permitirían la normalización del mercado turístico internacional pasa por el éxito de las políticas sanitarias de cada país. En particular con una baja en la cantidad de contagios.

Si tenemos en cuenta que la cantidad de casos está creciendo en todo el mundo, las perspectivas a corto plazo son muy complicadas. En el caso de América Latina la cantidad de contagios se mantiene elevada, con países como Argentina, Colombia y Bolivia en ascenso, mientras otros mantienen un alto número de casos diarios desde hace tiempo, como sucede con Brasil, Chile y Perú. Con un sistema sanitario saturado es muy poco realista pensar en que se puede recibir turismo internacional, y con alto número de contagios van a seguir fuera de las listas de países admitidos en otras regiones.

Como muchos ya han indicado, lo que asoma en el futuro cercano del turismo son los viajes a destinos cercanos o de cabotaje. Aunque, en el caso de América Latina, uno de los problemas de esa reapertura regional es que los grandes centros urbanos, que normalmente son los mayores emisores de turismo interno, son además los lugares con mayor cantidad de contagios. En Argentina, por ejemplo, el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) concentra el 95% de los casos. La reapertura, al igual que en el plano internacional, se hará para un público bastante restringido, y que difícilmente pueda generar demanda suficiente para la oferta instalada en muchos destinos.

El panorama cercano tiene puntos para la incertidumbre, como las potenciales aperturas y cierres de fronteras en el caso de rebrote de contagios. Pero tiene ya algunas certezas: los países con alto número de contagios o con alza en los casos se van a quedar afuera de las listas de naciones permitidas a viajar a muchas regiones del mundo.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: