Notion, de los viajes a los blogs

Gestor de viajes, creador de páginas de blogs, bloc de notas, wiki, CRM personal. Parece una enumeración que corresponde a diferentes servicios Web, pero que pueden ser cubiertos por uno solo. Si siguen con cierta atención el tema de las aplicaciones para gestión de tareas, seguramente ya escucharon hablar de Notion, o sacaron una cuenta allí. Si es la primera que vez que leen sobre esta plataforma, la idea de esta entrada es concentrarnos en su utilidad para al menos dos puntos: viajes (cuando podamos volver a viajar, eso sí) y blogs.

Notion y las plantillas

El punto central de Notion son las plantillas. Depende que tipo de herramienta necesitemos (bloc de notas, CRM, etc) tendremos que crear una nueva opción desde plantilla.

Las plantillas que nos interesan más para esta entrada se ubican en la parte de Personal. Pero también hay plantillas para Diseño, Educación (con funciones para notas de clase o tesis), Programación, Marketing y Recursos Humanos.

Una vez que nos ubicamos en la plantilla que nos interesa, tenemos que crear la nueva página. Y esa una diferencia de Notion con respecto a otros servicios Web: todo se organiza mediante páginas y subpáginas, y no como carpetas -como por ejemplo Google Drive. Además no sólo permite crear documentos, también tiene herramientas de gestión sin necesidad de recurrir a sitios externos.

Viajes y blogs

El planificador de viajes, por ejemplo, tiene subpáginas por defecto (lista de equipaje, hoteles y contactos) y una página central con itinerarios y mapas de atracciones. Desde ya podemos agregar todas las subpáginas que deseemos, o definir otros contenidos para la página central. Podemos compartir la página con otros usuarios de Notion de una manera similar a Google Drive, y que todos puedan editar desde la misma página.

Otra de las posibilidades es crear entradas de blog. En realidad lo que se crean son páginas con aspecto de blog, donde podemos subir contenidos. Podemos crear todas las páginas de blogs como subpáginas, pero cada una tiene que ser compartida de manera individual. Esto es, no se puede crear un blog tradicional por defecto (o al menos no encontré la opción para hacerlo). Sólo páginas independientes. Si quieren usar Notion para armar sitios web, pueden crearlos desde Fruition -requiere algunos conocimientos muy básicos para el tema scripts, pero nada muy complicado.

Todas las páginas que creemos pueden ser editadas una y otra vez, pero para acceder al Historial hay que tener una cuenta Pro (arrancan en 5 dólares por mes, y pueden tener una cuenta Pro gratis si tienen correo electrónico de una institución educativa). Es una de las pocas limitaciones importantes que encontré. Hasta no hace mucho las cuentas gratuitas tenían un límite en la cantidad de notas a crear, pero lo quitaron. Tampoco hay límites para compartir, o en visualizaciones.

El principal problema que encuentro en Notion es que es mucho más sencillo usarlo en la notebook que en el celular, lo que es un problema cuando uno está fuera de casa. Hay funciones, como la de guardar favoritos, que en el móvil directamente no funcionan.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: