Usos viajeros y cotidianos del Motorola G8 Power

El G8 Power es el lanzamiento más reciente de la línea G8. Su principal característica frente al resto de los modelos: una batería de 5000mAh, bastante por encima de los 3500 a 4000mAh de muchos modelos, incluidos el resto de los G8. Nos encontramos frente a un teléfono de gama media que prioriza la autonomía y poder ser usado durante mucho tiempo sin necesidad de cargar la batería.

A primera vista

En el caso del G8 Power nos encontramos con una pantalla bastante amplia, de 6,4 pulgadas, y una cámara frontal ubicada en un pequeño círculo a la izquierda. Con una resolución de 1080×2400 píxeles la calidad de pantalla es muy buena para un gama media. Obvio hay teléfonos con más resolución y pantalla OLED, pero son bastante más caros. A primera vista no es un teléfono tan reconocible como modelos como el Zoom o el Hyper, pero eso se debe también a que su principal diferencial, la batería, no suma a la parte visual.

Las cámaras cumplen muy bien su función. Hay una lente de 16 megapíxeles, más un sensor de 2MP, una lente ultraamplia de 8MP y un telefoto de 8MP. Combinadas permiten crear muy buenas fotos en condiciones de luz natural. Aunque por la noche su performance no es tan buena. El modo Night Vision, con muy buenos resultados en el One Vision, Zoom o Hyper, no está presente en este modelo. Nuevamente, hay que recordar que se trata de un teléfono orientado a un intenso uso cotidiano, pero que no busca tener a las cámaras como su punto más alto. Si buscan un modelo que se destaque en ese punto, el Zoom o el G8 Plus tienen más foco en la fotografía. La parte de video incluye estabilización y grabación en 4K en la cámara posterior.

Y aunque su foco sean las ocupaciones diarias, cuenta con el modo Game Time, que deshabilita notificaciones y agrega un menú flotante cuando estamos jugando. Funciona muy bien con PokemonGo, por ejemplo, y otros juegos de Niantic, aunque no lo probé con títulos de otra compañía.

Un teléfono para uso intenso

En tanto modelo apuntado a ser usado para tareas cotidianas, el funcionamiento es muy bueno para navegar, usar aplicaciones y demás. El chipset Snapdragon 665 no es de última generación, pero está orientado justamente a estos modelos de gama media.

Lo más relevante del G8 Power es la batería. Con 5000mAh tiene que durar más de un día incluso con un uso muy intenso. Por ejemplo, ver videos. Con una utilización más usual se puede extender a dos días sin problemas. Un punto a tomar en cuenta: aunque tiene el modo de cargado rápido de los Motorola, si se descarga mucho tardar más de dos horas en cargarse al 100% de nuevo. Así que intenten cargar cuando todavía se encuentre en 40% o más.

Tema almacenamiento: el modelo que probé es de 64GB, lo que no está mal. pero se queda bastante detrás de los 128GB de otros teléfonos de la marca, como el One Vision o el Zoom. Para los que guardamos gigas de música de Spotify es todo un tema tener 64GB menos, pero se puede sumar una tarjeta microSD para memoria extra.

En conclusión: el G8 Power es un teléfono orientado a las actividades cotidianas y a tener la mayor autonomía de funcionamiento. Las cámaras y performance acompañan este planteo con una buena performance, pero si lo que buscan es priorizar las fotos, por ejemplo, hay otros modelos más potentes en ese sentido.

Más sobre el Motorola G8 Power en la página de Motorola Argentina, que nos prestó una unidad para el testeo.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.