AirBNB Plus y los problemas de la expansión

Allá por febrero de 2018 comentamos sobre los planes de expansión de AirBNB. La compañía, que ya hace tiempo venía enfrentando a las administraciones locales por las restricciones a los alquileres temporarios, estaba implementando una estrategia que le permiría expandir sus negocios. A las Experiencias, que involucraban otras ofertas como tours y cursos, le sumó la diferenciación en el tema de alojamiento. En ese marco lanzaron AirBNB Plus, que apuntaba a ofrecer alquileres temporarios destinados a los viajeros de negocios.

El segmento de viajeros profesionales tiene una serie de características que llevaban a que la oferta de AirBNB no fuera adecuada. Como los que contratan son compañías, los alojamientos deben estar certificados, ofrecer una cantidad determinada de servicios y mucha flexibilidad en las cancelaciones y cambios de fechas. No son características de muchos alquileres de AirBNB, donde las políticas de cancelación normalmente eran poco flexibles y los servicios garantizados no eran el punto central del negocio. AirBNB Plus en teoría iba a solucionar todo eso. Servicios de conserjería, desayunos, Wifi de alta velocidad y confiable, alojamientos inspeccionados con cumplimiento de normas, entre otros temas. Las empresas y profesionales que usaran este programa de AirBNB deberían pagar una cuota anual, que costearía el funcionamiento administrativo del servicio.

Pero AirBNB Plus nunca logró despegar del todo. Y el culpable no es la pandemia. Que, ya sabemos, hizo un desastre en los balances económicos de AirBNB -como en la mayoría del mercado turístico, claro. AirBNB Plus ya venía mal de antes. Como cuentan en Skift, ya desde hace varios meses los empleados de AirBNB que estaban en Plus habían comenzado a ser transferidos hacia otras áreas. Por ejemplo, hacia la verificación de propiedades para el servicio regular, luego de los escándalos por las fiestas clandestinas en Estados Unidos. Y con los recientes despidos en la empresa Plus quedó aún con menos empleados.

Para el primer año de operaciones, 2018, AirBNB estimaba tener 75 mil propiedades en Plus. Pero en enero de 2020 sólo contaban con 26 mil, muy por debajo de las estimaciones iniciales. La iniciativa no resultó ser tan escalable como su núcleo central de negocios, y demostró ser mucho más complicado de manejar de lo esperado. Plus apuntaba a competir con las cadenas hoteleras especializadas en atender al turismo corporativo. Todo parece indicar que por el momento las cadenas no van a tener que preocuparse por AirBNB, que va a seguir enfocado sobre todo en el consumidor final.

El programa sigue en funcionamiento, pero no admite nuevos inscriptos. La razón que da la empresa es que debido a la pandemia del covid-19 se ha suspendido el upgrade de propiedades a AirBNB Plus.

1 Comment

  1. Esta dificil para AirBNB y para todas las plataformas de gestión de alojamiento mientras existan portales de alquileres donde se puede publicar avisos de alquiler gratis y ni hablar de grupos de Facebook donde los turistas solicitan información de forma pública y sin ningún tipo de privacidad. Saludos

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.