Viajes y un futuro muy cambiante

Algunos días atrás me consultaron desde el suplemento de Viajes de Clarín sobre el tema del futuro del viaje en tiempos de coronavirus. Allí se consultó a varios especialista. La nota salió ya algunos días atrás, y es interesante ver como apenas algo más de una semana después hay temas que se mantienen pero otros que se han sumado.

Entre los que se mantienen: a pesar de que en muchos destinos ha comenzado una progresiva desescalada y apertura de actividades, sigue la incertidumbre sobre la velocidad de la implementación de la nueva normalidad y a qué viajeros se les abrirá la frontera. En el caso de Europa por ahora el 15 de junio es la fecha para los viajeros internos de la Unión Europea. El resto tendrá que esperar (¿hasta el 15 de julio?).

Se mantienen entonces las propuestas de «burbujas» entre países, donde se permitiría el viaje entre destinos donde los contagios aparezcan bajo control.

Entre los que se mantienen, pero cambios: el tema de la distancia social. Queda claro que sigue rigiendo para los espacios públicos, pero ya no hay mucho al respecto en el caso de los aviones. Allí las medidas de seguridad pasarán por controles en los aeropuertos y en los destinos, pero de bloquear el asiento del medio no se habló más. Las aerolíneas se resistieron a esos cambios debido a que implicarían un importante aumento de los precios de los pasajes por la menor disponibilidad de lugares.

Los que se dejaron de mencionar por ahora: no hemos tenido casos por ahora de retrocesos en las reaperturas de destinos. El proceso de desescalada de muchos destinos es muy progresivo y claramente se busca no correr riesgos. La velocidad de reapertura va a ir mucho más lento de lo que querría el mercado turístico, pero la agenda de la salud sigue siendo prioritaria -en menor medida que un mes atrás, pero aún está por encima de otros temas en un buen número de destinos.

Temas a futuro: cómo irá cambiando la agenda de temas del turismo internacional. Problemáticas como la hiperturistificación de algunos destinos salieron de la discusión, y lo que ingresó con fuerza es como garantizar la supervivencia de buena parte del sector. A mediano plazo, habrá que ver que ver cuanto tarda el mercado de viajes en recuperar su relevancia económica. En particular para que la pérdida de puestos de trabajo sea lo menor posible.

Debajo, el PDF con la nota completa.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.