Desescaladas y el complejo retorno del turismo

Roma

Como habrán leído ya en varios medios, los países europeos han comenzado un proceso de desescalada de sus cuarentenas, en particular en las zonas donde el número de contagios se ha estancado o ha comenzado a decrecer. Como parte de esa desescalada han comenzado a darse las primeras aperturas al turismo, pero de manera bastante complicada. Las reaperturas de vuelos y fronteras no es general, y en muchos casos se limita a ciertas naciones o regiones. Por ejemplo, Noruega y Dinamarca ya llegaron a un acuerdo para abrir sus fronteras y no requerir cuarentenas a sus ciudadanos, pero ahora excluyen de esas condiciones a Suecia, donde hay más contagios.

La desescalada

En la Unión Europea el 15 de junio está marcado para la reapertura de los vuelos comunitarios y de vuelta del turismo. Pero todo indica que eso se dará sólo entre ciudadanos de los países europeos. Y ni eso es tan claro. Primero Grecia indicó que no permitiría turistas desde Gran Bretaña, donde el número de contagios sigue siendo elevado. Luego retiraron esa limitación. España también iba a mantener sus fronteras cerradas hasta el 1 de julio, pero todo indica ahora que se sumará al resto.

Pero algo que parece quedar bastante claro es que las fronteras europeas van a seguir cerradas para el resto de los países luego del 15 de junio. En principio, por un mes más. Y tampoco hay certeza luego sobre con qué países se permitirán vuelos.

Para el mercado turístico es un escenario que complica bastante las operaciones, en tanto implica estar al tanto de diferentes regulaciones y aperturas de fronteras. Pero la cautelosa desescalada puede tener beneficios en el futuro cercano. Por ejemplo, evitar cierres repentinos de fronteras por una segunda ola de contagios.

Los casos de Grecia y Maldivas

Grecia sorprendió hace unos días en aclarar que a los países europeos se le podrán sumar viajeros que lleguen desde destinos no incluidos en la lista inicial. Pero ese anuncio quedó bastante opacado al ver las condiciones. Los viajeros extra comunitarios deberán hacerse un test para certificar que no están contagiados de covid-19. Y a su llegada van a tener que hacer una semana de cuarentena en caso de dar negativo, o dos en caso de ser positivos.

Son justamente las condiciones que temíamos aplicaran muchos destinos. Con esos requisitos, en particular la cuarentena, muy difícilmente lleguen turistas fuera de la Unión Europea. Para los viajeros que lleguen desde los países europeos autorizados habrá tests al azar, y deberán pasar una noche en un hotel designado por las autoridades para control.

En el caso de Maldivas, una nación que tiene al turismo como su principal actividad, han reinstalado el visado previo para muchos países y han dado a conocer una nueva serie de condiciones. Los viajeros que quieran llegar a las islas desde el 1 de julio deberán hacer un test una semana antes de viajar; luego otro al llegar; y esperar en cuarentena hasta que estén listos los resultados. La visa va a costar 100 dólares; y el test otro 100. Además los turistas deberán hacer reservas por al menos 14 días. Muchas condiciones, pero es lo que hay.

Por el sur

Mientras en América Latina las condiciones de regreso del turismo varían mucho. Ecuador comenzó a reabrir sus rutas aéreas internacionales desde esta semana, por ahora con pocos vuelos. Brasil y Chile siguieron con las rutas internacionales, en menor número por la caída de la demanda. Argentina y Colombia reabren el 1 de septiembre. Otros países, como Uruguay, Perú, Bolivia y Paraguay aún deben hacer sus anuncios. Dependerá mucho de como se dé la curva de contagios y el volumen inicial de la demanda por parte de los turistas.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: