El crítico momento de las aerolíneas latinoamericanas

LATAM pidió hoy la convocatoria de acreedores, algo que Avianca ya había solicitado algunos días atrás. Aunque la situación económica de ambas compañías era bastante diferente, el impacto del covid-19 y las restricciones generalizadas a los vuelos devastaron los ingresos de las compañías, y les impiden pagar sus deudas.

En ambos casos, el mensaje rápidamente fue el mismo: que van a seguir volando, y que este paso es una reorganización financiera y de negociación con los acreedores. Por lo tanto, vuelos reservados y millas siguen con la vigencia de siempre -en el caso de Avianca LifeMiles es administrada por otra empresa, pero también en ese caso dejaron claro que no habrá cambios.

En el caso de LATAM, además, ya se dieron dos rondas de despidos de empleados en Chile, Colombia, Perú y Ecuador. Más allá de que las justificaciones pasan por la caída actual en la cantidad de vuelos, a futuro proyecta un panorama muy preocupante. La empresa da por descontado que al menos en el corto plazo su negocio va a ser menor, y por lo tanto tiene que ajustar su planta de personal a una operación de menor escala.

Como el regreso de los vuelos aún tiene fecha incierta, y la reactivación de las rutas dependerá de las decisiones de distintas autoridades nacionales, ambas compañías tenían que tomar decisiones ahora. Y lo que sigue es más o menos previsible. Un camino es pedir ayudas estatales, algo que ya se hizo en Estados Unidos y varios países europeos. Allí hubo masivas inyecciones de fondos por decenas de miles de millones de dólares o euros para permitir a las compañías seguir operando. Los gobiernos latinoamericanos no tienen posibilidades financieras tan amplias, y además tienen demandas de muchos sectores por lasDe L cuarentenas y la enorme recesión económica que se viene.

Con respecto a otras aerolíneas de la región, no hay aún novedades concretas. En el caso de Copa, la aerolínea sostuvo que tiene efectivo para llegar hasta fin de año, pero como para ese momento estiman estar volando muy por debajo de su capacidad anterior a la crisis es muy probable que también deban pedir ayuda financiera o reestructurar sus finanzas.

La convocatoria de acreedores no alcanza a las filiales de Brasil, Argentina y Paraguay. En el primer caso, además están negociando una ayuda financiera con el gobierno.

2 comentarios de “El crítico momento de las aerolíneas latinoamericanas”

  1. La mayoría están viendo el árbol pero no el bosque, el mayor problema no es solo la baja de actividad de las aerolíneas sino del sector en su conjunto. La mayoría de los aviones de todas las aerolíneas son leasing o están financiados en cuotas, con menos actividad van a empezar a sobrar aviones y esos leasing / cuotas se van a dejar de pagar golpeando a las empresas fabricantes de aviones como Boeing o Aerbus.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.