Turismo internacional, pandemia y divisas: el impacto diferenciado de la crisis

Uno de los rasgos más relevantes del crecimiento del turismo en los últimos años es que casi todos los años duplicó la mejora del PBI mundial. Y esos números tenían un gran protagonista: China, que cada vez enviaba más turistas fuera de su frontera. El país representa por sí solo el 16% del turismo internacional. Como fue el primer país impactado por el coronavirus fue el que inició la serie de decisiones políticas de cierre de fronteras, y por lo tanto ya desde principios de año está restringiendo la salida.

En Quartz publicaron en estos días una tabla de países y el impacto en el gasto de divisas debido a la paralización del turismo. Primero citemos a las naciones con déficit en cuanto al intercambio turístico; gastan mucho más afuera en viajes que dentro de sus fronteras.

El déficit turístico de China es bastante impresionante, y está muy por encima de cualquier otra nación. Más de 230 mil millones de dólares al año (aunque buena parte de ello contabiliza gastos en Hong Kong y Macau, que son considerados territorios fuera de China Continental), y que se puede sustentar en el hecho de que la nación es una potencia exportadora. Algo similar pasa con Alemania. En el caso de Rusia y Canadá, ambos tienen buenos ingresos por el petròleo, pero el derrumbe del precio del barril de crudo seguro los va a poer en problemas. Un caso interesante es Brasil. Aparece bien arriba en la lista. Aunque su déficit supo ser bastante peor en otras épocas, impresiona la diferencia entre el emisivo y el receptivo.

En el caso de Argentina también es una nación tradicionalmente con déficit en el intercambio turístico. En 2016 estuvo cerca de los 10 mil millones de dólares, pero ese número se redujo mucho tras las devaluaciones de 2017 y 2018, y la recesión económica. En 2019 el déficit fue de algo más de 2500 millones de dólares.

En todos estos casos van a ser países que van a ahorrar un buen volumen de divisas debido a que la demanda turística está planchada. Cuanto se ahorren dependerá de la apertura de fronteras y de cuán rápido se recupere la oferta turística. Otro tema, desde ya, es el impacto interno en el mercado laboral, desde aerolíneas y agencias de viajes hasta hoteles y guías turísticos.

Pero también está el otro lado: las naciones superavitarias, y que recibían más dinero del que sus ciudadanos gastaban fuera de sus fronteras.

Durante muchos años Estados Unidos fue el país que mayor superávit tenía, pero ya desde hace un tiempo España está en el lugar 1. Y claramente es la nación más perjudicada por el derrumbe del turismo internacional. Pero Estados Unidos, Turquía, Indonesia y Francia también van a tener un serio impacto sobre sus economías.

El cierre de fronteras claramente va a afectar a todos el mundo, pero algunas naciones van a acusar un impacto mucho más relevante. Algunos de estos países -Estados Unidos, España, Francia, Italia) están además entre los más afectados por el covid-19, lo que suma más incertidumbre sobre las fechas de normalización del mercado de turismo internacional.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.